La editorial es Maeva, que se ha convertido en un referente en lo que a novela gráfica preadolescentes se refiere, tiene en su amplio catálogo literario, entre las que se encuentra ’21 días’, de Antonio «Sualzo» Vincenti y Silvia Vecchini. Se trata de una novela recomendada para niños y niñas mayores de 12 años que enseña el valor de la verdadera amistad, de cómo superar obstáculos y , sobre todo, la importancia que tiene el deporte y la practica de él a estas edades. Y es que los padres no debemos olvidar que es una época en la que todo se dramatiza y se magnifica, y en la que una buena dosis de disciplina unido a momentos de liberación de adrenalina se convierten en un gran aliado.

¿Qué puede pasar en ’21 días’?

21 días libro

Quedan 21 días para el fin del mundo, al menos eso lo que dice ese loco habitante del camping a orillas del Lago Trasimeno desde su bicicleta; también quedan 21 días para la fiesta del Ferragosto, donde Lisa, una joven que vive y trabaja en el camping con su madre, prepara su exhibición de kárate para celebrar el 15 de agosto.

Lisa pasa los días jugando con Kira, una amiga india algo mas pequeña que ella. El verano pasa como siempre: paseos en bicicleta y tardes esperando que su madre regreso del trabajo… ¡hasta que un día la llegada de un antiguo amigo abre viejas heridas a las que deberán enfrentarse juntos!

Lisa tiene buenos recuerdos sobre Ale, pero no entiende por qué su padre y él dejaron el pueblo tras la muerte de su madre ahogada en el lago, por eso dispone de 21 días para poder bucear en su memoria e interrogar a sus conocidos. También le dará tiempo a poner en orden sus sentimientos y averiguar qué es lo que siente realmente por Ale.

En esos 21 días deberá enfrentarse a los celos de su amiga Kira y al rechazo por parte del padre de Ale, pero gracias a los consejos de su instructor de kárate y a las conversaciones con su madre no abandonará su propósito. Lector, ¿no te resulta curioso cómo solo en 21 días nuestra percepción sobre el mundo o sobre nosotros mismos puede cambiar por completo? Si bien es cierto que dicen que 21 días sirven para adquirir un nuevo hábito, ¿no?

El desenlace no puede ser mas maduro, ya que los dos amigos descubren lo importante que es su amistad y como a pesar del tiempo se ha mantenido inalterable. Lisa reconoce que el kárate la ha ayudado a superar muchas cosas, como el abandono de su padre, y el propio lector podrá comprobar la sabiduría tanto a nivel físico como espiritual de este arte marcial.

Cada capítulo de ’21 días’ contiene una reflexión para infundir ánimos y orientarnos hacia la luz. Cada reflexión forma parte de una lista que dan forma a los 20 principios del kárate, según Grichin Funakoshi. Algunos de ellos son ‘Conócete a ti mismo y después a los demás’, ‘Libera la mente’, ‘No pienses en ganar, piensa mas bien en no perder’ o ‘Sé siempre creativo’.

El texto y las ilustraciones son obra del mismo autor y hay que destacar no solo el realismo sino también la expresividad; es impresionante cómo refleja los vacíos en viñetas mudas, que resaltan esos silencios y esas palabras no dichas que ocultan muchas veces los verdaderos sentimientos.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This