En las manos de los pequeños lectores de la casa está el destino y la libertad de Campanilla. Sí, como lo leéis, ¡ha sido secuestrada! Mientras el siempre joven Peter Pan se encontraba ausente, el cruel capitán James Garfio ha capturado a la pizpireta hada. La peor de las tragedias acaba de suceder en el país de Nunca Jamás. Pero no todo está perdido, dos intrépidos niños perdidos (Hitwick y Nunuala) se enfrentarán a mil peligros para rescatar a su amiga y evitar que el pérfido y malvado pirata se haga con los polvos mágicos. ¡Necesitan tu ayuda! Anaya presenta así ‘Campanilla secuestrada‘, un libro lleno de enigmas y acertijos al servicio de la aventura. Y va más allá.

La aventura comienza en ‘Campanilla secuestrada’

Campanilla secuestrada

En una nueva vuelta de tuerca, los jóvenes lectores se convierten en auténticos protagonistas y en parte activa del texto. Pues en nuestras manos no tenemos una obra cualquiera, tenemos un ‘escape book’. Este libro no se debe leer como un texto normal, es decir, de la primera a la última página. Si se procede así, la historia no tendrá ningún sentido. En los libros de escapistas deberemos ayudar a los personajes a resolver los enigmas que se nos presentan para avanzar de la forma correcta por su lectura trepidante. ¡Hay que poner a prueba todas nuestras habilidades!

Y es que, antes de continuar por sus páginas, deberemos hacer algo. En algún momento, simplemente, deberemos pasar a otro capítulo y seguir leyendo; pero otras veces tendremos que enfrentarnos a tomar una decisión o todavía mejor, resolver un enigma o prueba. ¡Atentos a cuando aparezca un símbolo con un cerrojo porque será el momento en el que deberemos dar lo mejor de nosotros mismos!

‘Campanilla secuestrada’ es un libro infantil a medio camino entre la narrativa y el libro-juego, ideado para niños a partir de ocho años. Incluido en la colección Escapistas, esta aventura necesitará de nuestra concentración y capacidad deductiva para analizar los objetos que nos vamos a encontrar por el camino. Pero calma, el libro cuenta con una tercera parte donde hallaremos las pistas y la solución a los enigmas planteamos por si en algún momento nos atascamos.

El libro lo firma Ximo Cerdá quien, aunque ingeniero en Telecomunicación, doctor en Electrónica y licenciado en Ciencias Físicas, desarrolla desde hace años una destacable actividad literaria. En casa, nos ha gustado su apuesta por incluir un lenguaje rico, quizá más culto de lo habitual en un libro para niños. ¡Tened cerca el diccionario!

A esta apuesta se suman las ilustraciones de Kike Ibáñez, grafista e ilustrador con algún premio en su estantería. Para Escapistas ha elegido de nuevo un estilo ‘pixel art’. Estéticamente resulta todo un acierto, pues nos recuerda al mundo de los videojuegos, que tiene mucho en común con esta aventura interactiva. 

Conoce que son los ‘escape books’

Hace unos años nos invadió la fiebre de los ‘escape rooms’. No había mejor plan para una tarde de amigos o para celebrar el cumple de nuestros peques que una sala de escape. “Se pusieron de moda”, como decimos los de mi generación, y tras unos años de éxitos, ya sabemos que han llegado para quedarse. Y las letras no querían dejar pasar la oportunidad de unirse a la aventura. Así nacen los ‘escape books’.

Los ‘escape books’ son libros que no se leen, sino que se juegan. Se trata de libros desordenados donde tenemos que resolver los problemas y acertijos si pretendemos acabar la historia. Vamos, lo mismo que se hace en una sala de escape, pero ahora en casa y en familia. Nosotros hemos empezado por rescatar a Campanilla. Pero ya estamos ojeando la oferta del catálogo literario porque nos hemos enganchado a estas aventuras interactivas. 

Pin It on Pinterest

Shares
Share This