‘¿Qué es la ópera?’, me preguntó un día mi hija. Le hablé de que era un género teatral musical donde no se habla sino que se canta y de que siempre va acompañado de una gran orquesta. Pero como yo notaba que quería saber algo más, le propuse algo único: asistir a un espectáculo de ópera para niños que contase la historia de esta obra musical. ‘Erase una vez la ópera’, a cargo de la compañía la Ópera del Divertimento, fue un acierto y un gran descubrimiento a la vez para grandes y pequeños.

Por qué tienes que llevar a tu hijo a ver ‘Érase una vez la ópera’

érase una vez la ópera

Es muy probable que tus hijos hayan asistido a una obra de teatro, a un musical, a un cuentacuento y/o a un espectáculo de magia, ¿cierto? Ahora te quiero consultar otra cosa. ¿Les has llevado alguna vez a una representación de ópera? Mis pequeñas nunca habían ido, aunque sí habían escuchado algo sobre este género (la mayor está estudiando flauta travesera), así que me pareció una buena oportunidad para ellas ver el montaje ‘Erase una vez la ópera’, en el teatro Bellas Artes de Madrid.

Sinceramente creo que se trata de un excelente montaje que puede servir para que los pequeños, además de divertirse, descubran qué es esto de la ópera, un género que pueden relacionar con algo de mayores o que no tiene nada que ver con su mundo. Eso sí, después de ver esta obra, ¡se darán cuenta de que no es así!

‘Érase una vez la ópera’, con música en vivo y directo (¡es de agradecer!), es la historia de la ópera contada y cantada por uno de los compositores más famosos, Wolfgang Amadeus Mozart; un tenor de música y ayudante del músico, Luigi; Petra, la cocinera convertida en pianista; una soprano alumna de Mozart llamada Isolda Gato Sardina; y la histriónica hermana de Amadeus, Maria Anna Mozart.

Estos cincos personajes interactúan todo el rato con el público adulto e infantil (nos dan una clase abierta de música y de ópera) para narrar los orígenes de este género de teatro y contar cada una de las partes importantes de una representación de ópera. Asimismo explican la importancia de la orquesta, quiénes fueron los compositores más importantes y deleitan a la audiencia allí congregada con algunas de las piezas más importantes de todos los tiempos. Todo en un tono muy divertido, educativo y sumamente participativo.

Y es esta la parte más recordada por mis hijas que, aunque no quisieron salir al escenario (nunca lo hacen), si empatizaron con aquellos que sí se atrevieron a subirse a la tablas de este teatro. Durante el espectáculo, hay dos momentos en los que los niños son los auténticos protagonistas y tienen que demostrar qué tal se les da eso de cantar. Y, para ellos y para todos los demás que estábamos sentados en el patio de butacas, al final del montaje Mozart hace ‘un pequeño test’ para que dejemos patente que hemos sido un respetable que ha permanecido atento a sus explicaciones.

Sin duda, un pequeño aperitivo que, seguramente, les despertará a los niños la curiosidad por la ópera y les sumergirá en este apasionante mundo. Para los que quieran más ópera, os recomiendo otro espectáculo de la Ópera del Divertimento, también en el teatro Bellas Artes de Madrid:, ‘La flauta mágica’, (domingos a las 12.00 horas).

Y si en casa queréis seguir alimentando este amor que ha surgido entre tus hijos y la ópera, puedes buscar en youtube algunas de las piezas más destacadas y atractivas para ellos. Por ejemplo, La Donna é Mobile, de Rigoletto, o ‘Di Madride noi siam mattotore’, perteneciente a La Traviatta.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This