Hoy quiero hablaros de una colección de libros infantiles muy, pero que muy divertidos, cuyo escenario es un hospital. David Lozano firma estos libros y David Guirao los ilustra. Detrás de esta apuesta valiente está la editorial Edebé. ‘Mayra Brócoli y sus misterios en el hospital’ es mi propuesta para que los peques normalicen y pierdan el miedo a acudir a los hospitales. 

Mayra Brócoli y el poder de la amistad

Hay escenarios que por protección a los pequeños de la casa convertimos en tema tabú delante de ellos, por ejemplo, un hospital. Un hospital lleva implícito el dolor y la enfermedad (sí, alguna alegría también nos da, pero pocas). Lo que más adoramos de los niños son sus risas y nuestra apuesta y proyecto como familia son su felicidad. Y como buenos padres que aspiramos a ser queremos que su mundo esté lejos de la tristeza. ¡Ya llegará el momento de que se enteren de la crudeza del camino de la vida! Sin embargo, el año 2020, con su maldita pandemia, nos ha impuesto la mascarilla, antes solo vista en hospitales. 

Mayra, conocida como Mayra Brócoli por su espesa cabellera en forma de mata, está ingresada en la habitación 806. Puedes pensar ‘Pobrecita’, pero es en este lugar donde empiezan las aventuras. Ella, que es es inteligente, atrevida, amable y curiosa, padece una extraña enfermedad que la obliga a estar ingresada en un centro hospitalario. Allí entablará amistad con el Comando Panceta y descubrirá que ese universo de pasillos, habitaciones, batas y sótanos esconde inquietantes misterios.

He de reconocer que en casa conocimos esta colección porque a mi hija le encanta el brócoli (sí, ya sé, ya se le pasará). Y cuando una amiga me dijo que había unos libros cuya protagonista utilizaba ese apodo, no pude resistirme a investigar más sobre ellos y adquirirlos. Sin duda, ha sido todo un acierto.

“Moverse por los pasillos es ir de safari -piensa Mayra-. No sabes lo que te vas a encontrar”. Mayra no aguanta más en el hospital, solo desea abandonar el recinto y volver a su vida anterior, pero está instalada en una zona de larga duración. Su enfermedad no es grave, es rara. Los médicos deben estudiar su caso con detenimiento, pero no es la única. ¡No está sola! Pronto hace amistad con dos chicos muy especiales: uno es Dani, el Tripas; el otro, Charli, el Intrigas. Los tres acabarán formando el Comando Panceta.

Mayra Brócoli, ¡todo un ejemplos de optimismo para niños y mayores!

Espiar, analizar y estudiar cada rincón del hospital es el objetivo de esta pandilla. Las sorpresas y aventuras se suceden y los residentes también cobran protagonismo. Nos sorprende Sara, persona que conoce todos los recovecos del edificio. Parece tener superpoderes, llega a los lugares más alejados en el menor tiempo posible y es muy difícil de localizar cuando emprende una carrera, bien sea empujando una camilla o con un papel entres sus manos. Sí, lo habéis adivinado, Sara es la celadora. Y el que más risas provoca en casa es el enfermero Tremendo Paco, de tamaño enorme y voz horrible que no para de cantar cuando tiene público cerca. ¡Sálvese quien pueda cuando se acerca!

Distintas aventuras que se suceden a buen ritmo para acercarnos a la vida de unos chicos que viven pendientes de informes médicos y buscan la mejor manera de sobrellevar su enfermedad. Gracias al ingenio de Mayra, la rutina y monótona vida hospitalaria del Comando Panceta cambia para siempre. Aquí el dolor y la tristeza se transforman en aventura, humor y misterio. ¡Todo un ejemplo para niños y para muchos mayores!

La colección ya suma cuatro libros: Mayra Brócoli y la cena más rica del mundo, Mayra Brócoli y la estrella invisible, Mayra Brócoli y el mago sin nombre y Mayra Brócoli y la domadora de bichos.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This