En uno de los lugares más emblemáticos de Madrid, la Plaza Mayor, se encuentra un pequeño rincón asturiano, y es que en el restaurante Arrabal se puede comer el mejor cachopo de Madrid del 2022. Y no lo digo yo (que también) sino que este título lo otorga cada año ‘La guía del cachopo’, un evento que se organiza en Oviedo y que selecciona al mejor plato en esta categoría.

Si te gusta el cachopo, te gustará el restaurante Arrabal

restaurante arrabal y cachopo

Nacer, crecer y vivir en Madrid hace que pases por lugares tan únicos como la Plaza Mayor sin fijarte demasiado en sus gentes, sus tiendas, sus balcones, sus restaurantes… Consideramos o mejor dicho etiquetamos todo lo que allí sucede como ‘de turistas’ sin dejar opción a poder disfrutarlo.

El destino quiso que hace unos días encaminásemos nuestros pasos a uno de esos locales que pensamos están hechos, supuestamente, para extranjeros: el restaurante Arrabal. Sin meternos de lleno en la cocina, lo primero que puedo decir es que sentada en una de sus mesas mientras nos resguardamos del horroroso calor que marcan los termómetros, ¡la plaza Mayor es aún más bonita si cabe!

Pero nuestro objetivo era otro: dar fe y constancia de que estábamos frente al mejor cachopo de Madrid 2022, aunque antes quisimos degustar otro de los platos típicos de este local: los mejillones picantes en salsa de tomate, ¡para chuparse los dedos, nunca mejor dicho!

restaurante arrabal

La verdad es que llegamos con las expectativas un poquito altas, pero también confesaré que el plato que nos sirvieron se ajustó gratamente a lo que esperábamos: solomillo de ternera y relleno de jamón y queso asturiano de Pría, acompañado de patatas gajo y pimientos de Padrón. ¡Delicioso!

Se agradece la presentación, la limpieza del plato, el punto de la carne, el sabor del relleno… Y es que muchas veces y quizás de manera errónea, cuando escuchamos la palabra ‘cachopo’ a nuestra cabeza inmediatamente llega la imagen en una propuesta culinaria con mucha cantidad, vasto y, en ocasiones, un poco grasiento.

En el caso del cachopo que comimos en restaurante Arrabal, ¡nada de eso! Era un plato cuidadosamente elaborado (compartimos uno para dos porque para una persona sinceramente me parece excesivo), que entraba con facilidad y que no caía pesado en el estómago, ¿sabes a lo que me refiero verdad?

restaurante arrabal en madrid

Después del primer y segundo plato, ¡estábamos más que saciados! ¿Pero a quién no le apetece un postre? Te recomendamos, también para compartir, que pruebes la tarta de queso fluido, pero tienes otras opciones en carta como la tarta de la abuela, la de zanahoria o un mix bautizado con el nombre de ‘El goloso de Arrabal’. ¡Qué difícil elección!

Para bajar la comida, te sugiero que aproveches que estás en pleno corazón de la capital para dar un paseo por el Madrid de los Austrias. ¿Cómo lo ves? Por cierto, ¡que aproveche!

Pin It on Pinterest

Shares
Share This