¿Y si te dijeran que hay una forma más sencilla, efectiva y motivante de eliminar las faltas de ortografía que copiar las palabras cien veces? ¿Y si te contarán que tus niños pueden aprender a escribir correctamente sin dificultad? Y es que para saber si lleva B o V o si se escribe con H o sin ella, no hace falta tanto tirar de la memoria sino de seguir la estrategia correcta. 

Cómo eliminar los errores ortográficos en más de 300 palabras

faltas de ortografía

‘Mamá, ¿vaca se escribe con B con V?’ ‘¿Jirafa lleva G o J ?’. Que niños y niñas aprendan a escribir correctamente es cuestión de tiempo, así como de poner a su alcance material de lectura y otros recursos cómo hacer un dictado de vez en cuando. Sin embargo, según nos explica José Ramón García Guinarte, autor del libro ‘Sistema de Inteligencia Ortográfica’, de la editorial B de Blok (Penguin Random House), no son pocos los niños e incluso los adultos que arrastran graves problemas en el dominio de la escritura. 

Y esa es precisamente la razón por la que lanza este libro con el que poder eliminar las dificultades de un plumazo. Dominar las reglas ortográficas será mucho más sencillo, un juego de niños podría decirse, si nos adentramos en el programa SIO (Sistema de Inteligencia Ortográfica) basado en la aplicación de la neurociencia con el objetivo de optimizar nuestra capacidad de memorización. 

Dicho método que trata de fomentar las conexiones neuronales nos da una novedosa visión sobre el procesamiento de datos ortográficos que ayudará al alumno a automatizar cualquier norma ortográfica que se le presente. 

¿Y cómo funciona el método SIO para evitar las faltas de ortografía? 

faltas de ortografía y errores ortográficos

Según se explica en el libro, el cerebro humano es capaz de procesar la información de forma visual, auditiva o cenestésica, es decir, a través de imágenes, sonidos o sensaciones. Pues bien, a través de esta técnica lograremos que prevalezca el procesamiento de información visual para que sea mucho más sencillo recuperar la información una vez que ya nos la hemos aprendido. 

Verás, el sistema dota de significado a cada una de las letras que más suelen generar dudas en la ortografía y, a través de la creación de un código muy sencillo, podemos averiguar si lleva H intercalada, si se escribe con C o bien en qué casos hay que poner una J. 

Después de leer una información para padres y maestros, lo que nos encontramos al abrir este libro son 12 simpáticos personajes dispuestos a ayudarnos en nuestro camino del aprendizaje. Tenemos, por ejemplo, a Tilín, el mosquito, que representa la tilde; a la Serpiente Siri para la S; o a Juli, el jabalí, que lleva la letra J. 

Una vez nos hemos quedado con el nombre de todos estos personajes tendremos que recorrer página por página, fijándonos en las escenas que se representan y en las que aparecen palabras con cada una de estos personajes y sus respectivas letras. 

A cada personaje identificado un error eliminado 

Una vez que el niño o niña recuerde al burro Bruno, que lleva la B, será capaz de identificar que palabras como bebé, biberón, botas o búho se escriben con B porque así lo ha visto en la imagen. ¿Has visto qué sencillo? ¡Pues es de lo más efectivo!

Como te decía, en el libro aparecen 12 personajes que nos ayudarán a eliminar 300 errores ortográficos, los más comunes en niños y adolescentes. ¿Pero qué sucede con aquellas palabras que no están recogidas en el libro? Podremos crear nuestra continuación asociando un personaje nuevo, así como una escena con un grupo de palabras que llevan dicha letra. 

También podemos ampliar el glosario que viene al final del libro y anotar al lado de cada personaje unas cuantas palabras más que se escriban con la letra que les corresponde. Niños y niñas, además de pasar un rato entretenido mirando las ilustraciones, conseguirán mejorar su ortografía sin sentirse frustrados ¿a que es una gran ventaja?

Pin It on Pinterest

Shares
Share This