A estas alturas del mes de diciembre, ¿quién no ha hecho la carta para Papá Noel y/o los Reyes Magos? Mis hijas han escrito de todo en su misiva, pero ya les he advertido de que hay que ceñirnos a la regla de los cuatro regalos. ¿La conoces? Se basa en que la noche del 24 de diciembre o del 5 de enero nuestros retoños solo pueden recibir algo para llevar (ropa, zapato, complementos…), algo para leer (una novela, un cómic…), algo que realmente quieran (ese juguete de moda que han visto en los anuncios de la televisión una y otra vez y que todos sus amiguitos también desean y solo unos cuantos ya tienen) y algo para recordar. Aquí puedes pensar que la cosa se complica, pero no tiene por qué. De hecho, en casa tenemos en la cabeza el mejor de los presentes y el más sabroso: un taller de cocina en familia en las instalaciones de Kitchen Academy en Las Rozas o en Alcobendas. ¡Sigue leyendo que te va a encantar todo lo que voy a desvelarte a continuación!

Kitchen Academy, el regalo para estas navidades

kitchen academy

Mejoran la confianza en sí mismos, desarrollan el gusto por probar cosas nuevas, aprenden a trabajar en equipo, amplían su vocabulario, descubren nuevos conocimientos matemáticos, estimulan su creatividad… 

Son tantos los beneficios de cocinar en familia que nos sobran los motivos para recomendarte un taller de cocina en familia con Kitchen Academy. Son especialistas en organizar este tipo de actividades basadas en el juego, la diversión y la necesaria gestión de la atención. “En nuestras aulas especiales -nos explican los responsables de este proyecto- pequeños y no tan pequeños adquieren las destrezas y los conocimientos necesarios para moverse con autonomía y soltura en un espacio cada día más importante de nuestras casas, la cocina”.  

Durante una mañana – suelen ser tres horas- elaboraréis un menú completo compuesto por un primero, un segundo y un postre y que seguramente se convierta en la mejor propuesta para sorprender a vuestros comensales en las reuniones familiares a partir de ahora. Además de preparar con mucho mimo y esmero, podréis degustarlo y calificaros a vosotros mismos (no seáis muy duros). ¿Suena apetecible la propuesta, verdad?

Y si lo de desplazaros hasta uno de sus locales -recuerda que tienen sede en Madrid en Las Rozas y el Alcobendas pero también en Salamanca y en Getxo– no os viene bien de todo, ¡no pasa nada! En Kitchen Academy saben que cocinar mola mucho y por eso han creado una escuela de cocina online para niños y niñas con recetas semanales, además de cursos monográficos de postres, pastas, arroces… Para aprender cuándo y dónde quieras a partir de una metodología que sus responsables ya han probado con éxito en sus escuelas físicas.

A través de los distintos recursos que hay colgados en la plataforma (trucos, técnicas, vídeos…), cada semana tendréis que preparar una receta. ¡Todo para que triunféis! Y es que al final del cocinado, hay un pequeño test que evalúa lo aprendido y los monitores, con los que podéis estar en contacto en todo momento, revisarán vuestro trabajo para que vayáis sumando puntos y podáis ganar el concurso anual y obtener un premio. ¡Chulísimo!

Sin duda, los talleres físicos y online de Kitchen Academy son perfectos para regalar a tus hijos en estas fechas. ¿Hablas tú con Santa Claus o mejor con Melchor, Gaspar y Baltasar?  

Campamentos de Navidad en Kitchen Academy

Y no puedo dejar de contarte más cosas sobre Kitchen Academy que sé que te van a gustar tanto como a mí. ¿Sabías que organizan cumpleaños, días sin colegio y campamentos en su escuela de cocina para niños y niñas? Por ejemplo, ahora en Navidad tienes uno muy guay los días 27, 28, 29 y 30 de diciembre con horario flexible de 8 h a 16 h y un menú irresistible: desayuno + taller de repostería + taller de cocina.

Aquí tus hijos, además de meterse entre fogones para descubrir y poner en práctica algunas de las técnicas más innovadoras y actuales, aprenden la importancia de llevar una alimentación sana y equilibrada y se lo pasan pipa. ¿No es un plan perfecto? El plazo de inscripción ya está abierto, así que si yo fuera tú no lo demoraría mucho, ¡que te quedas sin plaza y luego te arrepientes!

Pin It on Pinterest

Shares
Share This