En FamilyTime nos encanta descubrir sitios nuevos, probar experiencias diferentes, conocer lugares de ocio que ofrezcan cosas originales. Y con esta sensación de hacer algo nuevo y único hasta ahora hemos echado nuestra primera partida en un espacio de Realidad Virtual. ¿Has oído hablar de Virtual Arena?

Vivir la experiencia de jugar en otra realidad gracias a Virtual Arena

virtual arena juegos

No es que queramos ir de culturetas, pero la relación que tenemos con la tecnología en casa no es todo lo buena que debería ser, teniendo en cuenta que ya llevamos más de dos décadas del nuevo milenio. No es que seamos reacios a introducir las nuevas tecnologías en nuestras vidas. De hecho, por mi trabajo y el de mi marido, nuestras hijas están acostumbradas a vernos trabajar con ordenador y manejar redes sociales, e incluso mi hija mayor me ayuda a crear y editar vídeos de FamilyTime, de una manera creativa, que le sirve para poner en práctica algunas de las cosas que va aprendiendo en sus talleres de artes plásticas.

Pero, como decía, ni mi marido ni yo somos muy tecnológicos. No hemos sido ni somos de jugar a la PlayStation ni a los videojuegos y tampoco somos muy dados a los cachivaches de última generación. Nuestros relojes todavía son analógicos y los móviles son los únicos aparatos en los que sí hemos sucumbido a tener un modelo que no se quede obsoleto en poco tiempo. Al fin y al cabo, ya sabéis que ahora en el teléfono llevamos casi toda nuestra vida: agenda de contactos, reloj, cámara de fotos…

Hemos ido a algún taller de robótica, en el que hemos disfrutado mucho, y cuando vamos a casa de amigos nos hemos divertido mucho con juegos como el Dance. Pero, por lo que sea, luego en nuestra propia casa no avanzamos, tecnológicamente hablando.

Y puede que tengamos que revisar nuestra relación con el mundo tecnológico, aunque lugares como Virtual Arena nos están ayudando claramente a hacerlo. Se trata de una propuesta de lo más original que, aunque contéis en casa con videojuegos, seguro que el salón de vuestra casa no os permite tanta movilidad como en este sitio.

Se trata de la última generación de juegos virtuales, como su nombre indica, y equipados con unas gafas especiales, unos auriculares, unos mandos en las manos y un equipo en forma de mochila colgada a la espalda (donde están los sensores básicamente), y por equipos o en familia, se puede disfrutar de la experiencia de estar dentro de los juegos en los que participas. Una sensación que necesita un espacio para moverse adecuadamente, dentro de unos límites, del que Virtual Arena dispone.

Tienen juegos para niños más pequeños (la edad recomendada es a partir de 10 años) y otros en los que los mayores amantes de las emociones fuertes se sentirán los protagonistas de la historia. Y es cierto que el tiempo pasa volando mientras descargas adrenalina matando a enviados del Mal o zombies, paseando por la sabana africana o buceando por los corales de los océanos.

Los mayores disfrutamos tanto o más que ellos y los niños se sintieron que estaban en un mundo que les pertenecía. Como te podrás imaginar, a la pregunta de ‘¿Volveríais a repetir la experiencia en Virtual Arena?’, la respuesta fue rotunda: ‘Por supuesto’. Es más, mi hija mayor fichó que se pueden celebrar allí cumpleaños y no lo descarta ¡y nosotros tampoco!

Pin It on Pinterest

Shares
Share This