Fútbol, baloncesto, baile, ajedrez, patinaje, inglés… Creo que no me equivoco si afirmo que tus hijos están apuntados a alguna de estas actividades extraescolares, ¿es así? Son las más populares y, por tanto, es muy fácil encontrar sitios en los que practicarlas. Pero… ¿qué te parecía inscribir a tus hijos en una clase de yoga? Quizás podemos empezar con acudir a uno de los talleres para familias de ImaginaYoga en los que a través de juegos, movimientos, música, bailes libres, yoga asanas, respiración y mindfulness podréis conectar con vosotros mismos pero también con los tuyos.

Yoga para niños. Los beneficios de esta disciplina

yoga para niños

Detrás de ImaginaYoga está Marta Rodríguez Bravo, emprendedora, viajera, yoguini y una mujer que quiere compartir contigo esos recursos que le han ayudado a conocerse a sí misma, a aceptarse, a estar en armonía y a cuidarse.

«Llevo practicando yoga desde hace 22 años y transmitiendo los ‘poderes’ de esta práctica como profesora desde hace tres. El yoga es una medicina muy poderosa, nos ayuda a conectar, cuidar y querer nuestro cuerpo, nuestra mente y nuestro corazón, además de cultivar hábitos saludables.  La práctica constante de yoga nos lleva a un estado de bienestar no solo corporal, también mental y emocional. Si profundizamos en ella a través del movimiento, la respiración y la atención consciente, nos transforma por fuera y por dentro, nos despierta la mente y nos abre el corazón. Yoga es una medicina que nos trae amor y conocimiento hacia nosotros mismos, nuestro entorno y los demás».

¿Quién no anhela llegar a ese punto de equilibrio para estar en sintonía y en equilibrio con uno mismo? Y lo deseamos para nosotros y para nuestros hijos que, por desgracia, cada vez están más estresados, desorientados y se muestran incapaces de gestionar y controlar sus emociones.

Personalmente en casa intento trabajar con las mías (tienen 7 y 11 años) su mundo interior a través de lecturas y ejercicios expuestos en el libro ‘Atentos y tranquilos como una rana’, pero queriendo ir un poco más allá y hacer algo más profesional y enriquecedor nos hemos registrado en los talleres que Marta ofrece el próximo 26 de noviembre a las 17.00 y a las 18.30 en el espacio Electricbricks (Paseo de los Pontones 23/35) de Madrid.

practicar yoga con niños

Sé que lo van a pasar genial, que vamos a disfrutar un montón y, sobre todo, que nos llevaremos una lección inolvidable en nuestro corazón. «A través de una clase de yoga los niños aprenden a observar, escuchar, sentir y aceptar con respeto y amabilidad su cuerpo, su mente y su corazón», explica la fundadora de Mindfulife.

Destacar también que esta actividad ayuda a los niños a tener consciencia y a conocer y aceptar sus sensaciones físicas, mentales y emocionales; a ejercitar la atención y la concentración para enfocarse en lo que quieren sin despistarse; a calmar la mente y a bajar los niveles de ansiedad y estrés; a trabajar la coordinación de pies y manos, la conciencia espacial y el sentido del ritmo; a fomentar la confianza en sí mismos y en los demás, el respeto, el amor propio y la autoestima; y a desarrollar grandes dosis de creatividad, imaginación y ¡diversión!

En casa ya tenemos la ropa -ya sabes que tiene que ser algo cómodo- preparada para nuestro primer taller de ImaginaYoga y auguro que no será el último.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This