Había una vez hace muchos muchos, pero que muchos años un reino habitado por seres mágicos adorables y una reina que no lo era tanto. Y es que esta monarca además de tener muy mal humor se creía que su misión era prohibir todo: los colores, las nubes, los parques ¡hasta la música quitó un día en el que se sentía muy disgustada y aturdida!  Este es el argumento de ‘La reina que todo lo prohibía‘, una obra pensada para toda la familia que podréis disfrutar los domingos hasta el 27 de noviembre en el Teatro Lara de Madrid.

‘La reina que todo lo prohibía’ es una obra que invita a la reflexión 

la reina que todo lo prohibía

De la mano de la Mariposa iremos descubriendo todas las cosas que la reina va prohibiendo a su antojo pues piensa que así protege a los habitantes de su reino. Pero nada más lejos de la realidad, Nube está cada vez más triste; Florecilla tiene ganas de llorar; Árbol siente que lo han dejado allí plantado sin más… ¡Todos han perdido la ilusión y la alegría! Menos mal que cuentan con el apoyo de Luna, que desde lo alto del cielo todo lo ve y decide bajar para ayudar a los encantadores personajes de este reino. ¿Conseguirán recuperar todas las cosas que tan felices les hacían?

Mi hijo de diez años pensaba que se iba a aburrir cuando le propuse ir a ver ‘La reina que todo lo prohibía’ con su hermana de cinco años ¡cuán equivocado estaba! No solo le encantó el argumento, sino que se lo pasó de maravilla con las canciones, sobre todo con la lírica de Luna.

Y es que esta obra para toda la familia no solo entretiene, también pone sobre el escenario el valor de la amistad, de la música, del arte y la belleza; la importancia de las pequeñas cosas de la vida que en el fondo son las que más felicidad son dan. 

Pero es que además invita a la reflexión, a valorar las cosas que tenemos: una tarde de sol jugando en el parque, unos amigos que te quieren y te ayudan. A su vez, nos hace pensar en lo fácil que es darse cuenta de que algo no va bien y lo complejo que puede resultar tomar una decisión o ser el primero en actuar. 

Gracias a la inestimable ayuda de la Doctora de los sentimientos y del coraje de Luna, los personajes de este reinado se dan cuenta de que su reina ya no mandará más sobre ellos, es más, entre todos hacen entender a la soberana que ella también puede disfrutar de la música, de los colores que visten las calles y de los juegos en el parque como nunca antes había hecho. 

Una puesta en escena increíble sobre el escenario del Teatro Lara

Comparto con mis hijos su opinión sobre este espectáculo: es maravillosa y de lo más entretenida, ¡no dejamos de sonreír en los 70 minutos que duró! Pero he de decirte además que la puesta en escena es ideal. Con una cuidada escenografía, con elaborados trajes llenos de colores y con una actitud de los actores que te invita a ser parte de la obra es imposible no hacer las delicias de los más pequeños de la casa.

Eso por no hablar del humor, siempre presente en la narración de la historia. El texto original es de Susana Sanabria, el cual se acompaña de cortas piezas musicales compuestas por la dramaturga e interpretadas en directo con voz y piano.  ¡Espero que la disfrutéis! 

Pin It on Pinterest

Shares
Share This