Si le preguntas a un niño qué le gustaría tener como mascota, seguro que en su respuesta se incluye un dragón. No sé por qué será pero eso de tener como compañero a un animal tan grande y poderoso les llama mucho la atención a los más peques de la casa. Tener un dragón no podrán, pero sí que dejarán volar su imaginación con este libro, ‘El dragón Albert‘. ¡Te cuento de qué trata y todo lo que tus hijos van a poder aprender con él!

‘El dragón Albert’, una historia de aventuras y también de amistad 

el libro del dragón albert

‘El dragón Albert’, de Rosemary Weir, ilustraciones Quentin Blake, ediciones Maeva Young, es un libro excelente para niños y niñas a partir de 8 años. En él descubrimos cómo era la vida de Albert, un dragón que vivió hace muchos muchos años en una cueva.

Sus días, tranquilos y sencillos, pues se pasaba todo el tiempo tumbado al sol, se ven alterados cuando conoce al pequeño Tony, un niño simpático, explorador y algo travieso que no duda ni un instante en interesarse por lo que hace y deja de hacer el dragón quien, por cierto, es un tanto peculiar pues solo se alimenta de hojas, arbustos y algas. Tony y Albert se hacen amigos inseparables, de eso no cabe duda, pero es que además no dejan de vivir aventura tras aventura. ¡En este libro las podrás vivir con ellos!

Este libro pertenece a la colección de clásicos recuperados, es decir, (se lo puedes explicar así a tus hijos) se trata de un libro escrito hace muchos años, pero que no deja de ser leído una otra vez hoy en día porque gusta a todos. Además, es excelente para transmitir grandes valores a los peques de la casa.

Su autora, Rosemary Weir, nació en Sudáfrica y fue una excelente escritora, ¡este pasado mes de julio hubiera cumplido 115 años! Si sus obras siguen siendo tan reconocidas, por algo será, ¿no te parece?

Lo que tus hijos van a poder aprender con la historia de ‘El dragón Albert’

leer el libro el dragón albert

Yo siempre les digo a mis hijos que la lectura es un pasatiempo maravilloso y que con los libros se pueden aprender grandes cosas, con este en concreto aprenderemos: 

  • El dragón Albert es vegetariano y, en contra de lo que dicen muchos aldeanos, no se come a los niños. ¡No hay que creerse al pie de la letra lo que dicen los demás!
  • Albert, a pesar de ser muy grandote, es muy bueno y dulce, ¡las apariencias engañan!
  • Ayudar a los demás sin que te lo pidan y sin esperar recibir nada a cambio nos hace ser mejores personas (o dragones).
  • La amistad es un bien muy valioso, no solo porque tienes a alguien en quien apoyarte, sino porque además te lo pasarás en grande. ¡Y sino que se lo digan a Tony y Albert!
  • Para tener una buena opinión de algo o alguien, primero de todo, debemos conocer cómo es

Actividades complementarias muy sencillas para hacer en familia 

Te podría decir que, una vez se han leído el libro, le propusieras a tus hijos hacer un resumen del mismo o una ficha pero, me imagino, que les resultará un tanto aburrido, ¡¡¡seguro ya hacen muchas de esas cosas en el cole!!!

Así que mejor te voy a sugerir que hagáis juntos un dibujo de Albert, Tony y algunas de sus aventuras; o que debatáis en casa acerca de lo que más o ha gustado y lo que menos. 

También se me ocurre que les hagas preguntas tipo: ¿qué harías tú si tuvieras un dragón? Si vieras uno, ¿te asustarías o intentarías hacerte su amigo? ¿te sientes identificado con algún personaje del libro? ¿crees que los dragones existen de verdad? Les picará el gusanillo de la curiosidad para aprender más y más. 

¡Somos fans de los libros de aventuras! Texto: Beatriz Martínez.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This