¿Has estado alguna vez en Burgos? Yo tuve la oportunidad de visitarlo por primera vez haces unas semanas. La catedral, sus castillos, sus museos y sus calles llenas de historia me parecieron preciosas. Pero hoy no vengo a hablarte de todas esas maravillas, sino de nuestra excursión estrella, un paseo en jeep por la reserva natural situada en Salgüero de Juarros: Paleolítico Vivo y la Inmersión Total en la Prehistoria. 

Un viaje en el tiempo: visitamos el Paleolítico Vivo

paleolítico vivo

A tan solo 25 minutos del corazón de Burgos encontramos un pequeño pueblo llamado Salgüero de Juarros que escode un diamante en bruto: una reserva natural, dirigida por un equipo de biólogos, naturalistas y científicos con mucha iniciativa y mucho interés en preservar una parte del pasado.

Y es que el objetivo principal de este equipo que es como una gran familia es el fomento y la conservación de la naturaleza, así como de las especies amenazadas, y todo ello desde la investigación y el estudio de los ecosistemas.

visitando el paleolítico vivo

Le dije a mis hijos que íbamos a hacer una excursión de lo más especial y, sin más detalles y con la ilusión de la sorpresa en el rostro, nos encaminamos a visitar este proyecto que, por cierto, se basa en el crowdfunding: el dinero para su actividad lo obtienen de visitas y otras actividades como las que nosotros tuvimos el placer de disfrutar.

A bordo de un jeep (la visita se puede realizar también a pie, siempre que no sea época de celo), fuimos conociendo las especies de animales que viven en semi-libertad en este paraje que parece sacado de un libro de historia o de ciencias sociales de mi hijo.

Leer más: [Visita a las cuevas de Enebralejos, en Segovia]

Conocemos cómo eran los animales de antes y cómo cazaban nuestros antepasados

bisontes en el paleolítico vivo

Como te iba diciendo, Paloma puso en marcha el jeep y desde ese momento dejamos la era de las tecnologías para pasar a vivir en la Prehistoria, una etapa en la que el ser humano tenía que cazar para comer. 

Desde el vehículo pudimos contemplar vacas y caballos, pero también uros (los antepasados de las vacas domésticas), caballos salvajes (los últimos que quedan en Europa. Aunque sin duda los que más nos sorprendieron fueron los bisontes, los más numerosos que habitan estas tierras desde hace más de 10.000 años. Como ‘anécdota’ te contaré que hace unos meses nació un pequeño bisonte nacido al que le han puesto el nombre del pueblo, Salgüero, preservando así la historia que sigue viva gracias a este proyecto. 

fósiles en el paleolítico vivo

La reserva se vincula a un proyecto de reintroducción de bisontes en peligro extinción en el entorno de Atapuerca, otra actividad que queda no muy lejos de allí y que también es muy recomendada para visitar con niños.

Adentrándonos un poco más en el día a día de los habitantes de la Prehistoria, Paloma nos enseñó cómo hacían fuego con los materiales que encontraban en el bosque o cómo cazaban y hasta pudimos usar el arco.

Vuelta a la realidad, el jeep atraviesa de nuevo el túnel del tiempo y con él nosotros, que regresamos a la era de las pantallas, eso sí, nunca olvidaremos lo mucho que hemos aprendido en nuestro viaje en el tiempo. 

Pin It on Pinterest

Shares
Share This