Nos vamos de excursión al Parque Natural de las Hoces del Duratón, Segovia (alrededor de una hora y media de Madrid). Paseamos por esta maravilla de la naturaleza, hacemos un picnic en mitad del campo y, para terminar, visitamos Sepúlveda y Pedraza. ¡Ruta más que completa para hacer con niños y pasar un día en familia inolvidable!

Excursión con niños por el Parque Natural de las Hoces del río Duratón

parque natural de las hoces del duratón

La excursión que hoy te propongo es sencilla y fácil para los niños, así que te propongo que la hagas sin prisa y sin mirar mucho el reloj. El objetivo es deleitarse con el paisaje y liberar estrés y tensiones acumuladas de toda la semana.

El Parque Natural de las Hoces del Duratón se encuentra situado en la localidad de Sepúlveda, aunque nosotros llegamos hasta el pueblo de Villaseca, recorrimos en coche un camino de tierra de unos 4 kilómetros y llegamos hasta el aparcamiento de San Frutos.

Ahí dejamos el coche y comienza la ruta de poco más de un kilómetro a pie para alcanzar nuestro primer destino: el mirador de San Frutos. Dicen que es el mejor lugar para fotografiar y contemplar los buitres leonados del Parque Natural de las Hoces del Duratón (más de 500 parejas, además de halcones peregrinos y águilas reales) y puedo dar fe de que sí es así. Desde allí, además, se divisa el embalse de Burgomillodo.

Después de un pequeño descanso continuamos hasta la ermita de San Frutos, dedicada al patrón de Segovia y que se encuentra situada sobre uno de los meandros del río Duratón. Son los restos de un antiguo convento monástico construido en el año 1100. Hay también una antigua necrópolis visigoda, situada a los pies de la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción en Duratón. Merece la pena sentarse en la pradera que da al cañón para contemplar los buitres leonados.

Cuando se llegó la hora de comer hicimos una parada para sacar nuestros bocadillos de jamón, chorizo y queso y coger fuerzas para visitar algunos pueblos cercanos por la tarde. A mis hijas les encantó todo (la ruta es muy sencilla para niños y no se cansaron) y hasta están pidiendo repetir, algo poco usual en ellas.

Visita a Pedraza y Sepúlveda con niños

las hoces del duratón

Puedes completar la excursión (si os quedan fuerzas) visitando algunos de los pueblos histórico de la zona, como Sepúlveda y Pedraza, catalogados por ser algunos de los rincones más bonitos de Segovia y de España.

Sepúlveda es una villa medieval preciosa. Hay que pasear por sus calles para contemplar difrutarla al máximo, pero también visitar su castillo, entrar en el centro de interpretación de la cárcel, pasear por su Plaza Mayor, hacer una parada en sus iglesias románicas, cruzar por sus puertas medievales o asomarte a su mirador y quedarte enamorado de este rincón cargado de historia.

Otra opción más que recomendable es Pedraza, declarada conjunto monumental por sus casonas hidalgas, palacios, escudos heráldicos y su ambiente medieval. Las calles están todas empedradas, así que cuidado con los niños pequeños para que no se resbalen y se lastimen o si vas con carrito de bebé. Y, al igual que en Sepúlveda, tiene un castillo (tienes que pagar), una cárcel (no se puede visitar ni libre ni pagando) y una iglesia románica.

Y después de todo esta información solo me queda decirte, ¡pásalo bien en esta excursión!

Pin It on Pinterest

Shares
Share This