‘Mamá, ¿me cuentas un cuento?’. Esta petición seguro que se la has hecho a tus padres, abuelos y tíos alguna vez, pero ahora son tus hijos los que te habrán hecho ese ruego en más de una ocasión. ¿Y si convertimos el momento del cuento en un momento para pasar un rato divertido en familia y fortalecer los vínculos? Inventáis y contáis una historia para que los más pequeños y no tan pequeños pasemos unas horas dejando volar nuestra imaginación

Inspírate en Gianni Rodari para aprender a contar cuentos a los niños

aprender a contar cuentos a los niños

Este 2020 celebramos el centenario del nacimiento de Gianni Rodari, pedagogo que encontró en los niños una fuente inagotable de verdad y fantasía. Basándose en el contacto directo con ellos para construir sus historias, surgió la técnica que le hizo revolucionario por su original forma de contar. Algunas de sus ideas, reflexiones y consejos para inventar historias pueden ser útiles para nuestro propósito. Todas ellas han servido para hacer este post, recogidas del libro ‘Gramática de la fantasía’. ¿Empezamos?

¿Qué ocurriría si…? Se trata de hacernos preguntas para contar historias. Por ejemplo: Podéis asomaros al balcón o a la ventana y preguntaros: ‘¿Qué ocurriría si el perro del vecino llevase zapatos?’ 

Por otro lado con las palabras ridículas se consiguen efectos cómicos muy sencillos. Basta con que un personaje se llame ‘señor Tururú’ para tener asegurada la mitad del éxito. Es fácil inventar personajes con nombres ridículos, ¿verdad?

Si os bloqueáis imaginando situaciones o palabras ridículas podéis recurrir a los cuentos al revés. Consiste en invertir los cuentos que tenéis en casa tal como los conocéis. Un ejemplo sería si Blancanieves en vez de encontrarse con siete enanitos, se topase con siete gigantes o que los tres cerditos persiguiesen al lobo que se esconde de casa en casa.

También utilizando los cuentos que tenéis desperdigados por casa, os animo a que elaboréis una ensalada de cuentos. Se combinan unos cuentos con otros, mezclando personajes, lugares y acontecimientos. Imaginad que en el bosque Caperucita va a recoger a los Tres Cerditos y se van a merendar a la casa de los siete cabritillos. ¿Mola, eh?

Pero si sois tecnológicos y amantes de los videos juegos, Rodari nos da una opción, que titula así, video juegos, que se basa en recortar títulos de periódicos o de revistas y mezclarlos para construir noticias absurdas y divertidas. 

Y si, ya sé que sentado una a la mesa no se juega, pero ¿en que puede convertirse una cuchara? De la equivocación puede nacer un cuento. Si nos llevamos, por ejemplo, la cuchara a la nariz en lugar de a la boca. De ahí puede surgir la historia de un hombre que tenía una cuchara en lugar de una nariz. 

Si algún objeto no nos sugiere nada, quitémoslo de en medio. El azúcar, por ejemplo. Sin él, el café está amargo y el abuelo lo escupe al beberlo, los pasteles no tienen azúcar y las pastelerías tienen que cerrar. Todo el mundo sale a buscar azúcar, y en la televisión ofrecen una recompensa a quien la encuentre. Es lo que el autor italiano llama ‘Un mundo sin Azúcar’.

Espero que estas técnicas creativas del maestro Gianni Rodari, galardonado con el premio Christian Andersen, considerado el Nobel de la literatura para los más jóvenes, os sirvan para que estos días aprendáis, juguéis e imaginéis con vuestros hijos y la próxima vez que os pidan un cuento sea no un ruego, si no una oportunidad para ir de la mano de vuestros niños al mundo de la fantasía.

Cuentos de Gianni Rodari para niños

Si aún no habéis leído ningún libro de este autor, ¡no sabéis lo que os estáis perdiendo. Conocer a Rodari es adentrarse en un mundo inagotable de cuentos que rompen con los estereotipos y los esquemas clásicos, enseñando a niñas y niños una forma más aguda de mirar el mundo. En casa tenemos dos títulos de los que os quiero hablar.

El primero, para niños de 8 años, se titula ‘Los trapiés de Alicia Paf’ (Editorial Anaya), la historia de una niña muy imaginativa y creativa que rápidamente se puede hacer amiga de vuestros hijos, ¡os lo aseguro! El libro es muy fácil de leer y llama la atención por las divertidas ilustraciones realizadas por Montse Ginesta.

Por otro lado, os recomiendo para los más pequeñitos ‘Las mejores historias y rimas de Gionni Rodari’, un libro perfecto para descubrir en cualquier momento del día, pero sobre todo por la noche, en el momento de irse a dormir. Suele estar recomendado para niños a partir de seis años, pero la mía que tiene cuatro está emocionadísima con él. ¡Se lo lleva a todas partes! Está dividido por temáticas y así te puedes encontrar con historias sobre las estaciones del año o de animales (aquí lo llaman historias con bigotes y cola).


Pin It on Pinterest

Shares
Share This