Si alguien me pide consejo sobre algún cuento para niños, yo siempre recomiendo ‘El monstruo de los colores’, una maravilla de libro que siempre triunfa con los más pequeños y que permite a los padres trabajar y meternos de lleno con ellos en el mundo de las emociones. Y, si quieres que esta experiencia sea aún más enriquecedora, te aconsejo hacerte con la versión de ‘El monstruo de los colores’ en formato Kamishibai.

Qué es el teatro kamishibai

La palabra kamishibai viene de Japón y se traduciría como el teatro de papel, que es la forma originaria en la se contaban las historias en el país nipón. Las láminas se colocan en orden sobre el teatro y se van deslizando poco a poco a medida que se van leyendo  (en este caso el libro viene con un teatro y con 22 láminas con dibujos realmente bellos).

Se trata, como no podía ser de otra manera, de una herramienta para incentivar el gusto por las lectura en los niños desde bien temprano, para que ellos también se sientan parte la historia y se involucren más y para que se animen a salir al ‘escenario de su habitación o del salón de vuestra casa’ a hablar en público, algo que por lo general les suele costar un poco y les da cierta vergüenza (a los mayores también, todo sea dicho de paso).

Te advierto que, en cuanto le cojan el gusto, habrá ‘discusiones’ en casa por ver quién es el que lleva la voz cantante, y es que ¡todos querrán ser los maestros de ceremonias de esta historia que seguro que de sobra ya conocen pero que nunca se cansan de escuchar!

Otro beneficio que le vea a realizar esta actividad con vuestros hijos es que podrán invitar a su amigos del cole a casa y montar todos juntos este teatro y, también, se puede convertir en una alternativa a las pantallas que tanto daño hacen para su cerebro. Buscarles forma de ocio alternativo nunca está de más y si es a través de los libros, ¡mucho mejor!

Consejos antes de contar el cuento de ‘El monstruo de los colores Kamishibai’

¿Preparados para que comience la función? Antes de empezar, además de apagar los teléfonos móviles, te vamos a dar una serie de sugerencias:

  1. Coloca las láminas en orden para que no haya ningún tipo de confusión.
  2. Asegúrate de que la lámina 0 es la primera. De esta forma, cuando abras las puertas del teatro, el resto de personas sabrán de qué cuento ses trata.
  3. Apoya la lámina de texto en la pared posterior del teatrillo para que puedas leerlo fácilmente (si es que aún no te sabes esta historia).
  4. No tengas prisa en retirar las láminas cuando hayas acabado su narración correspondiente, así los niños podrán deleitarse con las ilustraciones.
  5. No tengas prisa en terminar el cuento... ¡es una experiencia única!

La magia de ‘El monstruo de los colores’

Anna Llenas es la autora de este título que no puede faltar en la biblioteca particular de su casa y que publicó su primer ejemplar en el año 2012. Y, si eres como mi mariposa y mi ratón, que son superfans de este simpático personaje, no puedes dejar pasar la oportunidad de aumentar tu colección con las siguientes versiones del libro: ‘El monstruo de los colores va al cole’, ‘El monstruo de los colores, un libro pop-up’, ‘El monstruo de los colores, en cartoné’, ‘La agenda de El monstruo de los colores’, ‘El monstruo de los colores, cuaderno para colorear’. ¿Por cuál vas a empezar?

Pin It on Pinterest

Shares
Share This