Los cuentos clásicos, los mismos que leías tú cuando eras una niña, son una excelente opción para leer ahora con tus hijos. No solo porque son bonitos, entretenidos y educativos (tienen moraleja) sino porque además desprenden un olor especial a infancia y a momentos en familia. Hoy vengo a hablarte del libro que le he regalado a mi hijo, ‘El gato con botas‘ en una versión muy especial. ¿Quieres saber por qué le ha gustado tanto a mi hijo?

‘El gato con botas’ es un clásico que no pasa de moda

el cuento de el gato con botas

A mí me encantan los cuentos clásicos, sobre todo los que empiezan por ‘Erase una vez’ o una frase parecida que ya te da a entender que las aventuras están a punto de comenzar, y los que terminan con una moraleja que invita a la reflexión. 

Seguro que me comprendes si te digo que me gustaría que a mis hijos también les gustara este tipo de lectura tanto como a mí; por eso, cuando vi que la Editorial Flamboyant incluía entre sus libros clásicos este de ‘El gato con botas’, de Charles Perrault, que además cuenta con las maravillosas ilustraciones de Luciano Lozano, no me lo pensé dos veces. Me hice con él y, un día antes de que mi pequeño llegará del colegio, lo coloqué como sorpresa encima de su escritorio. ¡Le ha encantado!

Al principio le pareció un poco complejo de leer, pues se trata del texto original de 1697, sin embellecer ni censurar, lo que nos brinda la oportunidad de aprender muchas cosas, de conocer el lenguaje que se utilizaba antes y de ver cuántas diferencias presenta con los cuentos más actuales.

¿Qué hice yo para que no perdiera el interés? Pues lo mismo que harías tú, ¡leerlo en familia! Y, además, decirle cosas interesantes como que antes los cuentos no se escribían sino que se decían de palabra, o que antaño el estilo de vida era totalmente diferente al que tenemos ahora. 

Las aventuras de un gato muy pero que muy astuto 

libro de el gato con botas

Como te iba diciendo, este libro además de mantener el texto original, cuenta con una letra de palo que ayudará a los pequeños lectores a no perderse. Y no solo eso, sino que además en cada página viene una solapa despegable con palabras en mayúsculas que son una especie de resumen de lo más importante que ha sucedido en esa parte de la historia. 

Lo he leído con mi hijo de 8 años y lo volveré a leer dentro de un tiempo cuando mi hija pequeña también se interese por este tipo de lectura. Lo que sí te puedo decir es que le ha llamado mucho la atención, no solo por conocer la vida de un gato ataviado con botas y un saco que es capaz de cazar liebres con tan solo un poco de ingenio, sino porque esas liebres y demás obsequios que iba encontrando por el camino se los ofrecía al Rey con la mayor de las reverencias. También me ha hecho muchas preguntas cuando ha llegado a la parte en la que conoce a la hija del Rey, ¡cómo han cambiado las cosas ahora! 

No te he contado aún que la moraleja que podemos aprender de este libro es que lo que debemos valorar de verdad es la maña, la destreza, el ingenio y la inteligencia de uno mismo y que para lograr algo hay que esforzarse. 

La colección Clásicos Flamboyant a la que pertenece este libro está diseñada para compartir la gran experiencia de la lectura con los hijos, ¡no te pierdas esta maravillosa oportunidad!

Pin It on Pinterest

Shares
Share This