Los seguidores de Harry, Hermione y Ron tienen en el mercado un nuevo preciado tesoro que hará sus delicias: el libro oficial de recetas de Harry Potter: La cocina de Hogwarts. ¿A quién no le apetece preparar unos platos mágicos y sabrosos como los que se sirven en el Gran Comedor? Las hay de todos los tipos: vegetarianos, veganos, sin gluten, dulces, salados… ¡Pensados para todos!

Qué encontrarás en el libro oficial de recetas de Harry Potter

recetas de harry potter

El libro -recomendado a partir de nueve años- tiene unos códigos que van a ayudar a que tus elaboraciones sean más adecuadas a tu ‘expertis’. Al lado de cada una de ellas habrá de uno a cinco rayos que te van a indicar el grado de dificultad de la misma.

Así los más acostumbrados en esto de ponerse el gorro y el delantal podrán atreverse con la máxima puntuación de cinco símbolos (complejo) mientras que los de un nivel intermedio quizás se decanten más por aquellas que estén acompañadas de tres o cuatro signos (intermedio-avanzado) y los que se inician en el mundo de la cocina deberían empezar por dos o un rayo (principiante-fácil).

Otra información relevante que incluye cada propuesta culinaria son los banderines, que hacen referencia a si se trata de una receta apta para vegetarianos (verde), para veganos (amarillo) o sin gluten (naranja), además de consejos de cómo cocinar de manera segura para evitar cualquier tipo de accidente o contratiempo. Y, al final de este libro de recetas de Harry Potter, se incluyen las plantillas necesarias para usarlas en las recetas que se hornean. ¿Nos ponemos manos a la obra?

Aprende a preparar las recetas de Harry Potter en casa

libro oficial de recetas de harry potter

Las recetas que aquí te encontrarás son ‘mágicas’, y es que algunas de ellas nos hacen transportarnos casi de inmediato al mundo creado por J. K. Rowling y son la excusa perfecta para montar una fiesta temática al más puro estilo de las que se celebran en el castillo de Hogwarts y que hemos visto una y otra vez en las películas de Harry Potter.

¿Qué tal lanzarnos a preparar unos panecillos con rayos o quizás hoy te apetezca más unas galletas espadas de Gryffindor o las Nimbus 2000 saladas? En casa tenemos claro que nos estrenaremos con las varitas de pan y que para darle el toque final cogeremos la nuestra original y diremos eso de ‘¡Expecto patronum!’.

La idea es ir cogiendo algo de rodaje para después lanzarnos con los cupcakes del sombrero seleccionador (cuatro relámpagos, es decir, nivel avanzado) y por fin descubrir a qué casa de Hogwarts pertenecemos cada miembro de la familia: ¿Gryffindor, Slytherin, Ravenclaw o Hufflepuff? ¡Pronto lo sabremos y, de paso, endulzaremos el momento!

Tengo que contarte que nuestro gran reto -aún nos queda mucho recorrido en la cocina – es hacer el castillo de Hogwarts de pan de jengibre (cinco relámpagos). ¡No será fácil, pero nosotras no nos ponemos obstáculos! ¡Que comience el banquete!

Pin It on Pinterest

Shares
Share This