En mi casa los libros están separados por gustos y edades: los de los mayores y los de los pequeños, los de aventuras, los que son para aprender… Mi hija tiene casi 3 años y mi hijo casi 8, así que lo que ve la primera y lo que lee el segundo no tienen nada que ver. Sin embargo, en esta ocasión me apetecía que tuvieran un libro para los, uno de fácil lectura para que el hermano mayor haga de lector y la pequeña de oyente y que además tuviese actividades para que hiciesen juntos. ¡Lo he encontrado! Se llama La Casita de Madera, ¡seguro que a tus hijos también les encanta!

‘La casita de madera’, historias para aprender de la naturaleza

el libro de la casita de madera

El libro del que te voy a hablar en esta ocasión se llama ‘La Casita de Madera’, de Carla Zaplana, y con ilustraciones de Màriam Ben-Arab, editorial RBA. En él podremos descubrir 8 maravillosos cuentos para ser más felices y conectar con la naturaleza. Sí, sí, créetelo, los libros también nos ayudan a ser más felices, a rodearnos de cosas buenas y a sacar provecho de la naturaleza, respetándola siempre y en todo momento. 

Como te iba diciendo antes, les he ofrecido a mis hijos este libro diciéndoles que era para compartir. Quiero que el mayor se aficione a la lectura, así que se me ha ocurrido proponerle que sea él el encargado de leer de vez en cuando uno de estos 8 cuentos a su hermana pequeña; pero es que además está resultando ser excelente para que se entretengan disfrutando de las ilustraciones y, por supuesto, realizando las actividades que vienen al final de cada capítulo. 

He de confesarte que la idea de que mi hijo lea libros a su hermana no es mía. En su colegio han hecho siempre el apadrinamiento lector, que consiste precisamente en eso, que los mayores del cole vayan a la clase de los pequeños y les lean un rato el cuento que quieran. No solo se afianzan en la lectura, sino que además les sirve como una gran motivación. ¡Son todo ventajas!

Los veranos de Cali en La Casita de Madera de los abuelos  

casita de madera

La autora, Carla Zaplana, relata en este libro sus experiencias y sus vivencias en la casita de sus abuelos cuando ella era una niña. Ella misma confiesa sentirse súper feliz al recordar cómo jugaba con su perrita, cómo recolectaba lechugas en el huerto o cómo hacía yoga en el jardín para relajar el cuerpo y la mente, ¡justo lo que hace ahora la protagonista de esta historia!

Cali es una niña muy curiosa a la que le gusta pasar el rato en el jardín y en la casa de madera de sus abuelos. Con ellos descubre que las verduras están más ricas si las planta uno mismo y que los beneficios de la naturaleza y el aire libre no tienen precio. 

Comer sano, hacer ejercicio y sentirse bien con uno mismo, esas son las tres valiosas lecciones que podrán llevarse tus hijos si leen este cuento. Además de aprender todo esto, podrán ponerlo en práctica al realizar las actividades complementarias que vienen al final de cada cuento. 

¿Qué actividades son esas? Pues, por ponerte un ejemplo, una rica receta de caracol con hummus y unas bolitas energéticas de dátiles para la cena; una ficha sobre la mascota que tienes o que te gustaría tener (Cali adora cuidar a su perrita Brit); la fórmula mágica para plantar y cuidar una flor; unas cuantas posturas de yoga para principiantes que además son excelentes para hacer al aire libre y otras tantas enseñanzas que muestran a los peques y recuerdan a los padres que la felicidad se esconde en las pequeñas cosas que nos regala la vida sin pedir nada a cambio.  

¡Sin duda una lectura súper recomendada! Texto: Beatriz Martínez.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This