El 22 de noviembre de 2021 ha sido la fecha elegida por el ayuntamiento de Madrid para abrir las puertas, o mejor dicho quitar las vallas, de la nueva Plaza de España de Madrid. Tras casi 700 días cerrada al público, los madrileños estábamos expectantes, contentos y abiertos a conocer la nueva cara de una de las zonas más transitadas de la capital. En definitiva, ¡Madrid estaba de estreno!

Todo lo que te espera en la nueva Plaza de España de Madrid

plaza de españa de madrid

Nosotras no pudimos resistirnos a madrugar y pisarla de las primeras. Llovía a discreción así que tocó hacer malabarismos para sujetar el paraguas, enderezar la cámara e inmortalizar todo lo que salía a nuestro encuentro. Al fin al cabo, éramos testigos directos de una reconfiguración paisajística sin precedentes. Los ojos bien abiertos para no perder ningún detalle.

Desde el punto de vista urbanístico nos encontramos con una innovadora forma de “hacer” ciudad. Los peatones, los niños, los ciclistas, las personas mayores, los runners, los trabajadores que van y vienen, los que nos visitan, los que se quedan… dueños todos de esta nueva Plaza de España. Una plaza reconvertida en el eje central de ocho enclaves históricos: parque del Templo de Debod, la Casa de Campo, Madrid Río, la Plaza de Oriente, los Jardines de Sabatini, el Campo del Moro, el Palacio Real y la Gran Vía madrileña. 

Nos ha llamado la atención la cantidad de prensa, micrófono en mano, que se acercaba, preguntando, sugiriendo, comparando, alabando… todos con una pregunta en común: ¿Usted cree que es la primera piedra de un proyecto transformador para la ciudad? Debate que se viene oyendo y leyendo desde hace tiempo en radio, prensa y televisión.

La ilusión de unas ciudades más habitables, menos contaminadas, más paseadas, menos ruidosas, más amables, menos estresantes, más respetables con el entorno parece que va dejando de ser una fantasía, convirtiéndose, con nuestra nueva Plaza de España de Madrid, en un sueño perfectamente ejecutable.

Así es la nueva Plaza de España de Madrid

¿Qué hemos visto? ¿qué nos ha llamado la atención? ¿algo nos ha hecho fruncir el ceño? ¿qué hemos sentido? Los días previos a la apertura de la plaza se respiraba entre los vecinos la sensación de que su barrio estrenaba etapa, las primeras líneas de un nuevo capítulo. La conectividad entre ellos aumentaría, el contacto humano (a pesar de la pandemia) subiría como la espuma y, tanto unos como otros, compartían la alegría de un futuro más habitable.

Nosotras hemos franqueado la plaza por uno de sus laterales, caminando desde la calle de los cines, y lo primero que nos ha encandilado ha sido, de nuevo, el reencuentro con Don Quijote y Sancho mientras la fuente y la lluvia se unían en hilo musical inconfundible.

Las nuevas esculturas de acero son laberínticas, brillantes, geniales. Las áreas recreativas de esta nueva Plaza de España de Madrid nos recuerdan que está plaza es de todo y para todos. La luz, la amplitud, sus jardines cuidadísimos, sus árboles de colores gracias al otoño, su carril bici, sus zonas de paseo, de charla, de vida… nos dan la sensación de que la plaza de España lleva así toda la vida. Que nada ha cambiado y que miles de historias van a ocurrir en su regazo. Un par de cosas sí que hemos echado de menos o no nos ha convencido: las farolas y la ausencia del lago en el que se miraban Quijote y Sancho.

Las farolas, péndulos larguísimos que aspiran a tocar el cielo, se nos ocurre que desentonan, que no encajan en un puzzle tan milimétricamente diseñado y ejecutado. Sin embargo, habrá que esperar a las noches madrileñas y darlas por buenas o insuficientes.

la plaza españa de madrid para niños

No queremos olvidarnos mencionar que el parking que descansa bajo la plaza continúa operativo y lo más importante y emocionante: la plaza incluye un recorrido arqueológico donde se podrán ver parte de los restos hallados durante la reforma.

Queremos ser partícipes de esa nueva visión arquitectónica de las ciudades que son hogares, de las ciudades que se caminan, de las ciudades que se sienten, huelen y tocan. Parece que la nueva Plaza España es el primer escalón que sube la capital hacia ese objetivo. ¿ Lograremos alcanzar la cúspide? 

Pin It on Pinterest

Shares
Share This