Primero fue ‘Escarlatina, la cocinera cadáver’, después descubrimos ‘La señorita Bubble’ y, claro, cuando nos enteramos en casa que Ledicia Costas, Premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil, sacaba al mercado un nuevo libro, ‘Los minimuertos’ (Editorial Alfaguara), no pudimos resistirnos a reservar un hueco en nuestra biblioteca particular para este título. Destinado a los primeros lectores, esta colección ha calado por igual en mi hija mayor (9 años) y en la menor (6 años). Te cuento por qué ‘Los Minimuertos‘, de Ledicia Costas, es un libro infantil para morirse de risa.

Descubriendo el mundo de ‘Los Minimuertos’

personajes de los minimuertos

Achús, Dinamito, Penoso, Maya, Lechuza, Verdura y Petunio son los minimuertos, un grupo de niños de ultratumba. Quizás este último concepto a los niños les resulte nuevo, pero es muy fácil de entender y, sobre todo de explicar: se trata de una pandilla de chavales que viven en el otro barrio. ¿Y sabes lo mejor de todo? Que allí habitan sin que los ojos de sus padres estén vigilándolos y acechándolos constantemente. Sin duda, estamos ante un universo muy singular que atrapa a los pequeños lectores desde la primera hoja y en donde todo puede pasar.

Tengo que reconocer que, como madre (a mi marido también le pasó), al principio la temática me echaba un poco para atrás, ‘¿un libro que hablaba y se centraba en el mundo de los muertos?’, pero dejé aparcados mis convencionalismos y dejé que fuesen mis pequeñas las que juzgasen un libro que estaba pensado para ellas. Además contaba con el sello de Ledicia Costas, una ‘conocida’ de la casa.

[Leer más: Libros de misterio con los que tus hijos se aficionarán a la lectura]

Ledicia Costas: ‘Los cementerios me parecen mundos fascinantes’

los Minimuertos

Según cuenta esta autora gallega, la inspiración de ‘Los minimuertos’ le vino de otro libro suyo’. ‘Quería continuar explorando ese mundo que había creado en ‘Escarlina, la cocinera cadáver’, pero esta vez con historias para un público de menor edad. Me pareció genial la idea de una pandilla de niñas y niños que están en el inframundo y que protagonizan aventuras locas y divertidas’.

¿Sabes una coincidencia? En ambos libros aparece el Mortibús, un medio de transporte muy peculiar. ‘Lo creé con Escarlatina y cuando empecé la primera entrega de Los Minimuertos me di cuenta de que volvía a necesitar ese medio. Entonces me dije: ¿por qué no recuperar el mortibús? Al fin y al cabo yo misma lo había inventado. Y aquí lo tenemos de nuevo’, comenta la escritora.

En el caso de ‘Los Minimuertos’ y, a diferencia de ‘Escalatina, la cocincera cadáver’, las ilustraciones, a cargo de Mar Villar, se suceden a lo largo de las casi 100 hojas que tiene cada libro. Un segundo elemento visual que seguro también llama la atención de los niños que empiezan a adentrarse en el mundo de las letras es que en los párrafos de texto se resaltan palabras en otro color y en otra tipografía.

Sin duda dos razones de peso para que ‘Los Minimuertos’ se convierta en el mejor regalo de cumpleaños o de las buenas notas para un niño que empieza a leer. ¿Quieres descubrir una tercera? Te lo cuenta la propia Ledicia Costas: ‘Lo mejor de escribir ‘Los Minimuertos’ es la ilusión de pensar en una saga, de saber que tengo la oportunidad de seguir contando cosas en sucesivas entregas. Me siento cómoda creando universos y esto me da la oportunidad de profundizar en ese mundo de ultratumba. Y, al mismo tiempo, el hecho de poder contar cosas loquísimas. Son una pandilla que ‘vive’ en el inframundo, ahí todo puede pasar. Las posibilidades son infinitas’.

Cadáveres, muertos, vampiros… ¿qué será lo próximo que nos tenga preparado Ledicia Costas? ‘¡Quién sabe! Este mundo ya me atraía de niña. Los cementerios me parecían lugares fascinantes’, concluye. Estaremos muy atentos, pero… ¡larga vida (aunque sea en otro mundo) a ‘Los Minimuertos’.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This