Con motivo del quinto centenario de la primera vuelta al mundo de Fernando de Magallanes y Juan Sebastián Elcano, el espacio Ibercaja Delicias nos ofrece una exposición inmersiva en una de sus carpas en la que podemos sumergirnos en la Historia y conocer un poco más de estos dos valientes marineros. ¿Preparados para descubrir Magallanes y Elcano sin límites?

Magallanes y Elcano sin límites, la gran historia de la navegación española

En agosto de 1519, tras una descarga de artillería, doscientos treinta y nueve hombres partían del puerto de Sevilla a bordo de cinco naos: Santiago, San Antonio, Trinidad, Concepción y Victoria.

Tras este pequeño resumen, nos quedamos solos con nuestros auriculares y la audioguía, en las calles de la Sevilla de entonces. Conversaciones en las tabernas, cartas a las esposas, mapas explicativos y mucho atrezo de la época nos van poniendo en situación: la intención de encontrar el desconocido paso entre el océano Atlántico y el océano Pacífico. Atravesaron, no sin enormes penurias, tragedias y emboscadas, el Atlántico y descubrieron el mítico paso para internarse por primera vez en la historia en el Pacífico, alcanzando las islas Molucas, su objetivo. 

La primera vuelta al mundo, mientras paseamos por las calles de la Sevilla del siglo XVI, se nos dibuja como el símbolo de una época en la que la voluntad, la audacia y el ansia de conocer del hombre se imponían con creces al miedo y al vértigo ante lo desconocido. No en vano, de los 239 hombres que partieron del puerto de Sevilla, únicamente regresaron, tres años después, menos de una treintena.

la exposición Magallanes y Elcano sin límites

La exposición ‘Magallanes y Elcano. Sin límites‘ intenta de la mano de la productora de espectáculos Letsgo, mostrarnos un hito en la historia de la navegación española, pero, desde nuestro punto de vista, se queda un poco corto. El audio guía es muy útil en muchas ocasiones, pero en un momento histórico cargado de negociaciones, preparativos, cartas navales y reveses en el mar, no llegan a emocionarnos ni a ubicarnos como sería lo deseable.

Al final del recorrido, de una media hora, por las calles de Sevilla acompañados por nuestros auriculares, nos pasan a una sala ocupada por la Nao Santiago. Entonces, comienza una lluvia fina que da lugar a una gran tormenta que los marineros intentan combatir con diestra maestría. La lluvia, las luces, los ruidos, golpes, gritos y la neblina casi consiguen retrotraernos a una época de la que sabemos poco al detalle a pesar de ser sumamente importante e interesante.

¿Lo recomendaríamos? Por supuesto que sí, sobre todo para aquellos que empiezan a sondear la historia y sus curiosidades. Conocer el pasado nos anima a conocer mejor nuestro presente y, por ende, planificar el futuro que deseamos. Aunque, la falta de enganche en algunos momentos puede disfrazarse de aburrimiento. 

Ya sea a través de exposiciones como la de ‘Magallanes y Elcano sin límites‘, películas o libros no podemos dejar de mostrarles y contarles a nuestros hijos la vida de nuestros antepasados más lejanos.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This