La Comunidad de Madrid tiene tantos sitios bonitos que descubrir que a veces cuando tenemos que elegir dónde ir el fin de semana se nos olvidan, pero no te preocupes… ¡Family Time al rescate! Hemos hecho una recopilación de los pueblos con encanto para niños a menos de una hora de Madrid para que a tus retoños no les dé tiempo a decirte eso de ‘¿Cuándo llegamos?’ y para que sean ellos los que te digan que quieren repetir.

Pueblos con encanto a los que tus hijos (y tú) querréis volver una y otra vez

Cultura, arte o naturaleza a una hora de Madrid. Y es que estos pueblos con encanto de los que te voy a hablar hoy lo tienen todo para enamorarte. ¿No los conoces aún? ¡No sabes lo que te estás perdiendo!

Alcalá de Henares

Alcalá de Henares. Pueblo con encanto

Pueblo de Madrid, aunque casi la podríamos catalogar como mini ciudad. Patrimonio de la Humanidad, Alcalá de Henares tiene un montón de sitios, lugares y parques para niños que dedicarle solo un día puede que se te quede corto.

Visitar Alcalá de Henares es una ocasión perfecta para hacer un viaje por distintos periodos de la historia. Podemos pasear por la ciudad romana de Complutum y la Casa de Hippolytus, trasladarnos a la época de los caballeros medievales gracias a las Murallas y el Antiquairum o conocer a ilustres personajes como Catalina de Aragón, hija de los Reyes Católicos (nació en el Palacio Arzobispal), Francisco Jiménez de Cisneros, al que le debemos la Universidad y, por supuesto, a Miguel de Cervantes, autor de El Quijote.

Chinchón

el pueblo con encanto para ir con niños

¡Nos vamos a Las Vegas! Y es que la zona del sureste de Madrid en la que se sitúa Chinchón recibe este nombre, aunque algunos lleven más sus pensamientos a los casinos americanos. Si algo destaca de Chinchón es su Plaza Mayor, catalogada como una de las más bellas del mundo. ¿Sabías que este año se ha estado grabando la nueva película del director Wes Anderson (‘La crónica francesa’)?

Este hecho ha provocado que muchos curiosos tengan pensado acercarse a este pueblo en los próximos meses. Si es tu caso, además de ‘cotillear’ un poco, te aconsejo que busques la Casa de la Cadena, hospedaje de Felipe V a su por paso por esta localidad; que rodees el castillo de los Condes y el de Casasola y, cómo no, que te acerques a la Torre del Reloj, ubicada en la iglesia Parroquial de Nuestra Señora de Gracia, para que te cuenten la historia de por qué se dice que ‘Chinchón tiene una torre sin iglesia y una iglesia sin torre’.

San Lorenzo del Escorial

el escorial. pueblo con encanto

El monasterio de San Lorenzo del Escorial es toda una obra arquitectónica que impresionará a los niños, pero no será el único edificio que les hará abrir los ojos. Te propongo que tras hacer un tour por la que fuera residencia de Felipe II, te dirijas a la Casa del Infante, a la Casita del Príncipe y te pierdas por las calles de esta localidad.

Y como sé por propia experiencia que tantos monumentos y tantos tours históricos pueden cansar a los niños (al menos a las mías), ¡vamos a buscar una alternativa para que corran a sus anchas! Más allá del Monasterio, podréis disfrutar de la naturaleza y de lugares tan bellos como La Herrería, el Monte de Abantos o la Silla de Felipe II. ¿Tienes todo bien apuntado?

Buitrago de Lozoya

Pueblos con encanto. Buitrago de Lozoya

Es llegar a un pueblo con muralla, ¡y mis hijas ya empiezan a imaginarse batallitas que allí han podido acontecer en otras épocas de la historia! Yo creo que es porque están acostumbradas a ver la de Ávila, pero cierto es que es una construcción que les fascina.

Otro edificio que siempre emociona a los pequeños de la casa es un castillo, ¿verdad? Aquí encontraréis el de los Mendoza y, aunque no se puede entrar, sí podéis bordearlo. También les gustará el jardín medieval, ¡con un laberinto! Y si les atrae la pintura, el Museo Picasso.

Por cierto, si no tenéis fecha fijada para conocer y descubrir Buitrago de Lozoya, yo te propongo la primera semana de septiembre porque se celebra una Feria Medieval o en Navidad para ver su belén viviente.

Más pueblos con encanto para niños que se pueden visitar en un día

Todos los pueblos con encanto que aparecen en este listado tienen una particularidad: se pueden visitar en un día. Eso sí, muchos de ellos nos han enamorado y hemos repetido e, incluso, nos hemos quedado con ganas de hacer noche allí. ¿Te ha pasado a ti lo mismo?

Aranjuez

El recuerdo que tienen mis hijas de la visita que hicimos a Aranjuez es muy bueno porque la mayor parte del tiempo estuvimos paseando por jardines y disfrutando de este pueblo al aire libre. Y, quizás, también porque les dije que Aranjuez era como un pequeño París (por el Palacio de Versalles) y eso ya les picó la curiosidad.

Apúntate los sitios más importantes: El Palacio Real de Aranjuez, la Casa del Labrador, el Jardín del Príncipe, el Jardín de la Isla y el jardín del Parterre. Si os apetece, para terminar el día, podéis reservar una de las actividades que te permiten navegar por el río Tajo en barco. ¡Os encantará a todos!

Nuevo Batzán

Cogemos el coche dirección al sureste de Madrid para conocer el patrimonio artístico y cultural de Nuevo Baztán. Lo más importante, sin duda, el conjunto palacio-iglesia-plaza. Para que a los niños les resulte más atractiva la visita, puedes mencionarles que aquí se han grabado escenas de ‘El zorro’ o ‘Los tres mosqueteros’. Además de su conjunto histórico, Nuevo Batzán alberga la Senda de Valmores cuyo recorrido de 7 kilómetros y de dificultad baja te descubrirá la vegetación de este enclave.

Talamanca del Jarama
De todos los pueblos con encanto que componen esta lista quizás es uno de los menos conocidos y de los que se suele hablar poco. Quizá por ello se ha convertido en uno de nuestros favoritos, ¡no está nada masificado! Podemos recorrer este enclave con ayuda del mapa que te proporcionan en la oficina de turismo y así no dejarte nada por ver: sus murallas medievales, la iglesia de San Juan Bautista, la Cartuja…

Y tras hacer algo de ‘turisteo’, el plan que más va a gustar a los niños: jugar, comer y divertirse en algunas de las dos áreas recreativas de Talamanca del Jarama. Nosotros hemos visitado varias veces la que está cruzando el Puente Romano para dar un paseo por la Chopera y comer, o bien de bocadillo o sentarnos en uno de los bares con terraza que se encuentran allí (la paella está deliciosa).

Olmeda de las Fuentes

olmeda de las fuentes

Desde que esta primavera ‘tropezamos’ con este pueblo de casualidad, no dejo de recomendarlo a todo el mundo porque es una maravilla. Se conoce como el pueblo blanco de Madrid, ya que nos recuerda a los pueblos blancos andaluces.

Olmeda de las Fuentes es un remanso de paz y tranquilidad (no hay más de 400 habitantes) y perderte por sus empinadas calles es como estar en un museo de arquitectura y pintura. Y es que desde hace ya algunas décadas, Olmeda de las Fuentes es el rincón elegido por muchos pintores y artistas para vivir o establecer su taller.

Manzanares del Real

Todo aquel que se acerca hasta Manzanares del Real lo hace atraído por el majestuoso castillo de los Mendoza. Si no lo conoces, apúntate a alguna de sus visitas teatralizadas (hay lista larga de espera) o inscríbete en sus talleres familiares, aunque también puedes ir por tu cuenta.

Y después de conocer la historia y los secretos de bastión de control y defensa de esta comarca, te sugiero que te acerques al Castillo Viejo, primera vivienda de la familia Mendoza; que te introduzcas en el corazón de la Villa para pasear por la plaza del pueblo, entrar en la Iglesia de Nuestra Señora de las Nieves o en la Ermita de Nuestra Señora de la Peña Sacra y cruzar el puente viejo en la cañada real segoviana.

Ni que decir que tendrás que volver a este punto otro día para hacer alguna de las rutas de senderismo que te permiten disfrutar de un marco natural de belleza incomparable. Y es que Manzanares del Real está a las puertas de la Pedriza.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This