Desde el pueblo de La Hiruela, ubicado en lo que se conoce como Sierra del Rincón, salen distintas rutas para hacer con niños: la senda por las eras y la pila de riego, la de molino a molino, los oficios de la vida y la senda de la Fuente Lugar que hemos hecho en estos días. ¿Quieres saber por qué te la recomendamos?

Datos prácticos par hacer la senda de la Fuente Lugar con niños

fuente del lugar

Cada una de estas propuestas de senderismo está señalizada con balizas, pero cada una tiene su color. En concreto, la senda de la Fuente Lugar, que es circular, está marcada con el verde. Si te dejas guiar por este tono, ¡no tendrás pérdida!

Por cierto, recuerda que estás en plena Sierra del Rincón y aquí la temperatura es unos grados más baja que en Madrid, así que no está de más, aunque sea primavera, atarse una sudadera a la cintura.

El trayecto completo no supera los dos kilómetros y la dificultad es baja, así que se trata de una senda ideal para hacer con niños, aunque te desaconsejo el carrito de bebé porque en algunos tramos hay muchas piedras; en cambio sí con perros, siempre que vayan atados. Otro último consejo antes de ponernos en ruta: lleva zapato cómodo y ponte un poco de protección solar.

senda fuente del lugar

La mejor época para dejarse conquistar por la belleza de este paraje es primavera, porque su flora está en pleno apogeo (¡parece que estás en la selva!) y los cerezos, avellanos y abedules te escoltarán durante la primera parte del recorrido para conducirte al río y llegar hasta los huertos de perales, zarzamoras y manzanos, una buena oportunidad para explicarles a los niños que las frutas no vienen de la estantería de Mercadona.

El punto de partida es la Fuente del Corcho, una pequeña fuente construida en la pared. Antes de entrar en la ruta encontrarás una especie de valla de madera, ¡crúzala sin problema! A pocos metros verás una pasarela de madera que deberás pasar para ir en paralelo al río.

senda por la hiruela
Nuestro destino está casi cerca, la Fuente Lugar, en el que muchas abuelas, bisabuelas, tatarabuelas se acercaban para lavar la ropa a mano porque el agua estaba muy calentita, ya que estaba siempre expuesta a los rayos del sol. A tus hijos les encantará este lugar porque verán distintos lavaderos (ya no hay agua en ellos) y se meterán y saltarán de uno a otro como si se tratase del juego de la rayuela.

Aunque hayamos llegado al punto que da nombre a nuestra ruta, aún no hemos hecho ni la mitad del trayecto, así que continuamos nuestro particular viaje. Las flores amarillas y moradas captarán toda vuestra atención y haréis más de una parada.

De nuevo os encontraréis con una cancela que debéis atravesar y muy cerquita otro nuevo puente de madera que puede ser ideal para sacaros una foto de familia. Desde este punto podéis observar cómo corre el agua por el arroyo de la Fuentecilla. Si hace calor, estaréis tentados a mojaros los pies, ¡os lo puedo asegurar!

Cuando lleguéis a un cartel que ponga Carboneras o Huerta Catalina, vosotros debéis coger el segundo que os conduce a un espacio en el que se ha desarrollado un proyecto de recuperación de la biodiversidad frutícola de las variedades tradicionalmente cultivadas en La Hiruela.

El camino, aunque no es complicado, sí que es muy estrecho, os lo comento por si vais con niños muy pequeños. Seguimos ascendiendo y llegamos a la carretera M-137, que siguiéndola hacia la derecha nos deja en los aparcamientos que hay en el pueblo y donde aconsejamos dejar el coche.

¿Quieres que te contemos más cosas que hacer en La Hiruela y la Sierra del Rincón?

Pin It on Pinterest

Shares
Share This