En Buitrago de Lozoya, a una hora de Madrid, se encuentran las piscinas de Riosequillo, ¡las más grande de España! Después de estar dos años cerradas por reforma, este verano del 2022, uno de los más calurosos que hemos tenido en las últimas décadas, se ha convertido en un oasis para todos los madrileños, tanto que si decides emprender camino hasta este lugar te recomiendo que madrugues un poco porque… ¡las colas – al menos los fines de semana- se hacen interminables! 

Todo lo que encontrarás en las piscinas de Riosequillo

las piscinas naturales de riosequillo

Llegar hasta las piscinas de Riosequillo no tiene pérdida. Hay que coger – si vienes desde Madrid- la carretera de Burgos (A1) y tomar la salida 74. Encontrarás un aparcamiento gratuito para 700 vehículos, con plazas de motos y reservados para minusválidos. La piscina, que cuenta con 4.500 metros cuadrados, tiene una capacidad para 2.500 personas. 

Si vas en transporte público, las líneas de autobuses que te dejan a menos de 15 minutos andando son 191, 191e, 191d, 194a, 195a, 195b, 196 y 199. Aún así se trata de un lugar que se ha puesto de moda y que, como te he avanzado, se llena desde primeras horas de la mañana. 

Aquellos que nos desplazamos hasta las piscinas de Riosequillo en Buitrago de Lozoya lo hacemos atraídos por la idea de darnos un chapuzón refrescante en sus aguas naturales (advertencia para los frioleros, aquí el agua no está calentita ni templada, ¡tú me entiendes!), pero es que en está área recreativa de Madrid hay mucho más.

Zonas verdes para que los niños extiendan la toalla e improvisen una partida de cartas (tute, mus, cuadrado, escoba, cinquillo…) o de parchís mientras los mayores caemos rendidos en las manos de Morfeo en el mullidito césped; bar-restaurante por si no quieres llevarte la comida, aunque no hay nada mejor – al menos para mis hijas- que los filetes empanados y la tortilla de patata de su padre; y un gran pinar con mesas y bastante sombra para aquellos que no aguanten el sol o simplemente quieran disfrutar de las vistas al embalse de Riosequillo y a la sierra de Madrid.

Por cierto, se me ha olvidado comentarte que hay dos piscinas: una para adultos y otra para niños y que ambas están controladas y supervisadas por socorristas. Otra cosa buena que nos gustó mucho es que podemos llevar nuestra propia silla plegable o tumbona y colocarla allí siempre y cuando no moleste nadie, lo que no podrás es sacar tu propia sombrilla. También hay aseos públicos y todo está muy limpio y bien cuidado.

piscina de riosequillo en buitrago

Si por la tarde te quedas con ganas de más, ¿por qué no acercarte a dar un paseo por el pueblo? ¡Está tan solo a dos kilómetros y merece mucho la pena!

En cuanto a los horarios, ¡toma buena nota! De martes a domingo de 11.00 a 20.00 horas. Y sobre los precios: de martes a viernes 7 euros , reducida 4 euros y empadronados gratis. Sábados y domingos 9 euros, reducida 5 euros y empadronados 2 euros. Grupos 4 euros (solo de martes a viernes).

Nos parece un plan estupendo hacer unas visitas a las piscinas de Riosequillo. ¿A ti?

Pin It on Pinterest

Shares
Share This