El próximo 24 de octubre se celebra el Día Internacional del Cambio Climático con el objetivo de movilizar y sensibilizar a millones de personas de todo el mundo de que el planeta está pidiendo nuestra ayuda, que necesita con urgencia que frenemos el calentamiento global y hagamos un buen uso de los recursos que nos regalada. De lo contrario, la cosa, que ya está fea, se va a poner muy, pero que muy mal y aquí no va a haber segundas oportunidades.

El cambio climático es uno de los mayores desafíos actuales y por eso debemos enseñar a nuestros pequeños a combatirlo. Es su presente y es la mala herencia que les dejamos para su futuro. ¡Tenemos que actuar! Aquí va nuestro pequeño granito de arena. ¡Ojo!, que el reto que tenemos delante no es baladí. De alcanzarlo o no dependemos como especie humana.

Cómo hablar de los niños sobre el cambio climático

cambio climático

Cuando yo era pequeña empezaba a caminar la palabra medio ambiente en el mundo educativo. Poca mención y poco contenido. Ahora, que hemos aprendido de nuestros errores (aunque tarde), pisan fuerte palabras como cambio climático, reciclaje, calentamiento global, gases de efecto invernadero, contaminación…

Trabajar en familia temas de concienciación y ecologismo es importante para dotar a los niños de las herramientas necesarias para esta lucha que va a ser de largo recorrido. Hoy nuestro grito de guerra en casa va a ser: ¡RECICLAR, REUTILIZAR Y REDUCIR!

La colecta de residuos suele ser un buen plan. Muchas asociaciones ecológicas organizan escapadas a la montaña o a las playas para limpiar esos espacios. Nuestros hijos aprenderán que no estamos solos, que cuidar el planeta es trabajo de todos. Pasaréis un día conociendo a gente nueva y disfrutando de espacios abiertos, en contacto con la Naturaleza. Pero lo mejor será la vuelta a casa con la sensación de que hemos salvado vidas, que hemos devuelto el hábitat a sus auténticos dueños, la fauna y la flora. ¡Quién no quiere ser héroe por un día!

Cuentos, películas y series que hablan del medio ambiente

Una herramienta que nunca falla para aprender divirtiéndonos son los cuentos. Y aquí la oferta para concienciar es amplísima (‘Cuentos para salvar el planeta’, ‘El jardín curioso’, ‘Había una vez una oruga’…). Todas las editoriales incluyen en sus catálogos historias con valores ecológicos. Solo tienes que elegir cual es la tuya. A nosotros también nos gusta inventarnos nuestras propias aventuras, como aquella en la que la Tierra, que es la protagonista, se encuentra enferma por culpa de gases malignos. Construir una máquina que limpie el aire en nuestro pueblo no va a ser fácil mientras nos atacan fuegos incontrolados y olores fétidos.

El cine y el teatro son un buen refuerzo para la literatura. Cada vez la industria del espectáculo infantil, que sabe que el entretenimiento y la diversión no están reñidos con el aprendizaje, incluye mensajes directos y sus personajes nos dan lecciones de ecologismo. Y para muestra un par de botones.

La película ‘WALL-E’ de Pixar tiene un sinfín de guiños a una de las problemáticas causantes del cambio climático: la acumulación de desechos y el hiperconsumo. En la película, su protagonista, un robot, deambula por un planeta Tierra desolado y sin vida humana, plagado de desperdicios y chatarra. Los dos largometrajes de ‘Happy Feet’ son una clara crítica al calentamiento global. Si en la primera se habla de la sobrepesca, en la segunda nuestros pingüinos favoritos se enfrentan a todo tipo de problemas causados por el desprendimiento de un iceberg.

Manualidades de reciclaje para niños

Pero, sin duda, en casa lo que más triunfa son las manualidades. Con imaginación muchas cosas que ya no utilizamos o no sirven pueden convertirse en otras. Reutilizar es alargar la vida de los objetos y de nuestro planeta. Botellas convertidas en instrumentos musicales, cajas en camas para las muñecas, retales de ropa vieja en una elegante colcha llena de recuerdos … Aquí no hay límite, la creatividad manda. 

El objetivo es conseguir que con el tiempo sean capaces de establecer una rutina que les ayude a entender la importancia de reducir, reutilizar y reciclar para minimizar el impacto que producimos día a día en nuestro planeta. ¡Hoy puede ser un buen día para empezar!

Pin It on Pinterest

Shares
Share This