Qué levante la mano quien no haya leído alguna vez un libro de ‘Los Cinco’ durante su infancia. Y es que todos los padres que ahora estamos rondando la década de los 50 crecimos con las historias de Enid Blyton e imaginamos que viviríamos mil y una aventura como las que ella plasmaba sobre el papel. Como si el tiempo no hubiera pasado, ahora es mi hija mayor la que está enganchada a los libros de esta escritora: desde ‘Torres de Malory’ hasta ‘La niña más rebelde’.

El secreto de las eternas historias de Enid Blyton

Son pocos los autores que pueden presumir de ser inmortales y eternos, de conseguir que sus libros pasen de generación en generación y que, a pesar de los años, sus historias sigan manteniendo intacta su esencia. Imagino que es el sueño de todo escritor y que, si Enid Blyton estuviera viva, estaría orgullosa.

Para mi hija mayor de 9 años, Enid Blyton se ha convertido – con permiso de Begoña Oro – en su escritora favorita porque tanto ‘La niña más rebelde’ como ‘Torres de Malory’ tienen todos los ingredientes que ella busca en un libro: historias de misterio y de aventura, con una narrativa muy ligera y protagonizada por niñas con las que empatiza porque comparte inquietudes y problemas.

A sus protagonistas les pasan cosas divertidas (la escucho reírse mientras pasa las páginas), viven situaciones sorprendentes (la oigo pronunciar onomatopeyas cuando estoy cerca de su habitación), pero también pasan por momentos un poco ‘complicados’ que mi hija comparte conmigo a la hora de la comida o de la cena.

Creo que si realmente existiera el internado de Whyteleafe o el de Torres de Malory me pediría que la inscribiese allí, y eso que no la gusta dormir fuera de su casa, de la de los abuelos o de la tía Juani.

Y después de leer estas dos sagas, la curiosidad se ha despertado en Elena y ha comenzado a realizar un trabajo de investigación para buscar datos curiosos sobre la vida y obra de esta autora inglesa. Un día me preguntó: ‘Mamá, ¿buscamos el instagram de Enid Blyton para seguirla?’.

Le contesté que iba a ser un poco ‘complicado’, porque esta autora inglesa falleció en noviembre de 1968, así que ella ha decidido bucear por la red para conocer un poco mejor a esta mujer. Y así ha descubierto que Enid escribía con un dedo sobre su máquina de escribir, que al día podría teclear la cifra de 10.000 palabras y que ha publicado más de 700 obras dirigidas al público infantil.

De ‘La niña más rebelde‘ ya nos hemos leído los cuatro libros de la saga y de ‘Torres de Malory’ nos quedan dos, que Elena ya se ha pedido para su cumpleaños. ¿El siguiente? La serie Enigmas (Bruno Editorial), o lo que es lo mismo, peripecias de una pandilla capitaneada por los hermanos Nick y Katie y por su perro Punch.

Los cuentos para pequeños de Enid Blyton

Y si mi hija mayor está enganchada a todo título que lleve la firma de Enid Blyton, la pequeña ya ha descubierto a esta escritora gracias al recopilatorio ‘Cuentos cortos de Enid Blyton’ y ‘Cuentos mágicos de Enid Blyton para leer en cinco minutos’, que están ubicados en un lugar privilegiado de su estantería (nos queda por hacernos con ‘Cuentos cortos para irse a dormir’).

Se trata de relatos cortos llenos de mágica, sencillos de leer y de seguir por los pequeños de la casa y con mucha carga positiva, así que son perfectos para leer antes de dormir y así que los niños tengan dulces sueños y descansen a pierna suelta toda la noche.

Las historias son independientes una de la otra y puedes elegir una diferente para cada día. En mi caso es mi hija pequeña ‘la que manda’ en el momento del cuento y, por tanto, es ella la encargada de abrir el libro al azar, hacer caer su dedo por la ilustración que más le llama la atención y seleccionar el cuento de esa noche.

También ella es la que nos dice si es papá o mamá quién se lo leerá, aunque ahora que ya ha aprendido a identificar y combinar las letras y comienza a ‘soltarse’, le gusta jugar a reconocer algunas palabras y decirlas en voz alta.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This