¡Ya no hace falta viajar hasta Oriente para conocer a los Reyes Magos o mirar todo el rato al cielo para seguir la estrella e intentar localizarlos! ¿Conoces el Tren de los Reyes Magos que sale desde la estación de Príncipe Pío? Sus majestades, Melchor, Gaspar y Baltasar, te esperan allí para vivir una de tus mejores aventuras a bordo de este medio de transporte. Un plan de Navidad perfecto para las familias.

Mágico y divertido. Así es el Tren de los Reyes Magos

el tren de los reyes magos de alsa

El tren de los Reyes Magos de Alsa salía a las once menos diez de la mañana. A las nueve, ya estábamos listos. Nos costaba aguantar la impaciencia de vernos sentados en un tren de esos que echan humo, de los de antes; sobre asientos de cuero verde, portaequipajes dorados y con la idea secreta en mente de no parar de cerrar y abrir, abrir y cerrar las puertas correderas de madera de nuestro compartimento.

Puntualísimos y con la mascarilla bien ajustada, llegábamos a la estación de Principe Pío de Madrid y casi nos colamos por la ventana al vagón 3. ¡Empezaba la aventura! Los pajes salían y entraban contándonos historias, ofreciéndonos montones de cartas a los Reyes Magos para decorar y desvelar nuestros deseos mientras no perdíamos ripio del paisaje. Pinares extensos, frondosos dejando paso a estaciones modernas, atestadas de gente que dejábamos atrás, saludando a diestro y siniestro.

tren de melchor, gaspar y baltasar

Durante un buen rato mis hijos se entretuvieron curioseando el vagón. Lo que más les llamó la atención: “¡Cómo es posible que haya ceniceros dentro del compartimento!”. A los niños les cuesta entender que antes de ellos hubo vida. Además de los ceniceros, la manivela de subir y bajar persiana también tuvo mucho público, así como la mesa que sube y baja entre los pasajeros.

tren de la navidad con los reyes magos

Enseguida, se enfrascaron en la escritura y decoración de sus cartas, mientras el ‘choo choo’ del tren y el contoneo del asiento animaba el trayecto.

Todos estábamos nerviosos por la llegada de los Reyes Magos, parecía que se retrasaban y había que animarse. Los pajes se pusieron en acción. Ataviados con trajes rojos, verdes y azules, tocaban sus gorros y hacían magia: ahora, animales con globos; después, canciones y bailes en el pasillo y un maravilloso pintacaras solo por la parte de frente de la cara (es lo que tiene la pandemia).

Y lo mejor: terminar con sus majestades de Oriente llamando a la puerta. Y es que de repente nos encontramos con Melchor, Gaspar y Baltasar sentados junto a nosotros.

escribir la carta en el tren de los reyes magos

Tenemos que admitir que estaban muy graciosos, simpáticos y recomendando a los niños buenos hábitos como lavarse bien los dientes y dormir lo necesario. Entre risas y algarabía, ‘conseguimos’ que se comprometieran a traernos unos guantes de fútbol, una mochila para guardar los patines (se le olvidó a Papá Noel) y que, por favor, la pandemia nos diese un respiro. Nos dicen que esto último se lo piden mucho, al igual que el IPhone 13.

Se marchan tras dejarnos una foto preciosa y regalarnos muchas sonrisas escondidas. Gracias Reyes Magos, ¡¡¡el viaje ha merecido mucho la pena!!! Corred a adquirir vuestro billete de tren… ¡quedan pocos días!

Datos prácticos del tren de los Reyes Magos de Alsa

Hasta en 5 de enero salida desde la Estación de Príncipe Pío (cerrado el 1 de enero)
Días de circulación: En diciembre 21, 22, 23, 24, 26, 27, 28, 29, 30 y 31 y en enero: 2, 3, 4 y 5. 

Duración del trayecto: una hora
Precio: Adultos: 14€ . Niños: 11 € Nos niños menores de 3 años no pasan. Se puede entrar con carrito.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This