¿Quién no recuerda a Ebenezer Scrooge, el personaje creado por el escritor Charles Dickens? Un ser un cascarrabias, tacaño y egoísta que odiaba la Navidad y al que le visitaron tres fantasmas en Nochebuena? Su cambio a un ser más bondadoso nos deja, hoy más que nunca, un legado muy especial. Si tus hijos aún no conocen esta historia, te animo a que busques el libro en el biblioteca de tu barrio y/o te pases por el Teatro San Pol de Madrid a ver la representación de ‘Cuento de Navidad‘.

‘Cuento de Navidad’, una obra con valores para niños

cuento de navidad de charles dickens

El ambiente navideño se ha instalado en nuestras casas, nuestros trabajos, nuestro barrio y es un clásico en muchos hogares disfrutar de la historia Cuento de Navidad, del inglés Charles Dickens. Como te he comentado, puedes elegir una versión cinematográfica, leer el cuento o ver cómo cobran vida sus personajes sobre un escenario. ¿Cuál de todas estas opciones te quedas? ¡En casa hemos elegido la última opción!

La magia de esta hermosa historia ilumina el Teatro San Pol y nos llena de energía navideña en una adaptación de Ana María Boudeguer que nos ha encantado, con una puesta en escena estupenda y magníficas actuaciones de la Compañía La Bicicleta. ¡Y todo con estrictas medidas de seguridad sanitarias!  Entrarás a un teatro con aforo reducido, gel hidroalcohólico disponible e información al público sobre la obligatoriedad de la mascarilla y el orden de salida para evitar aglomeraciones.

Nuestro peque de 8 años ya conocía la historia Cuento de Navidad y anhelaba ver cómo eran los personajes de carne y hueso, sobre todo Scrooge y los fantasmas que le visitarían. ¡Y tengo que reconocer que le ha sorprendido verles encima de un escenario moviéndose e interactuando!

El viejo y solitario contable ignora y desprecia a los pobres, vive para trabajar, trata mal a su empleado y considera que la alegría y bondad navideña son paparruchas, tonterías que hacen perder tiempo y dinero.  Pero la visita de su fallecido socio Jacob Marley le advierte que aún tiene una oportunidad para cambiar su miserable destino. 

En su frío dormitorio recibirá la visita de tres fantasmas que le llevarán a las Navidades pasadas, presentes y futuras. Esa noche Scrooge iniciará un viaje que le permitirá abrir los ojos. Le harán revivir las Navidades felices de su juventud, ver cómo sus allegados brindan hoy por su salud a pesar de su mezquino comportamiento y sorprenderse con duros acontecimientos que le esperan.

Una sacudida emocional que le dará una oportunidad para dejar de ser un ser avaro, tacaño, cicatero, explotador, codicioso, mezquino, sórdido y hasta delincuente fiscal para convertirlo en un ser más agradecido, bondadoso y solidario que sorprenderá a quienes le rodean en el día de Navidad.  Ayudará a los más necesitados y a Tim, el pequeño y enfermo hijo de su humilde empleado, y se reconciliará con su sobrino y único familiar.

Enseñar a los niños la importancia de valorar las cosas que tienen

cuento de navidad obra de dickens

Sin duda el mensaje de Dickens cobra especial importancia este año y nos permite reflexionar, a niños y adultos, sobre lo verdaderamente valioso. Debemos centrarnos en los pequeños detalles, mirar más a quienes nos rodean y reconocer que la salud y el amor son pilares fundamentales de la vida.

Todo esto en un ambiente teatral mágico, en el que nos emocionamos, cantamos y disfrutamos un montón. Es un planazo familiar –y un gran regalo- que refuerza la importancia de que valores como la solidaridad y la bondad no son exclusivas de estas fechas, hay que practicarlas todo el año.

Texto: @agendaconpeques

 

Pin It on Pinterest

Shares
Share This