Tenemos un invitado en casa. Bueno, después de la acogida que le ha dado mi hija, doy por hecho que ha llegado para quedarse. Es más, creo que la familia seguirá creciendo. Hemos descubierto Diario de un unicornio. La princesa duende, de Rebecca Elliott. Todo un cuento ilustrado para primeros lectores con el que la editorial Anaya ha acertado para los seguidores de la purpurina, los brillos, los colores y, por supuesto, los unicornios. 

El poder de la imaginación para resolver problemas

diario de un unicornio

Nuestra protagonista y nueva amiga se llama Belinda Brillantina pero como ya somos familia, podemos llamarla Lin. Es una unicornia divertida, pizpireta y amiga de sus amigos que nos relata sus aventuras y aprendizajes semanales. Y es que, el libro se plantea como un diario y cada capítulo corresponde a un día de la semana. ¡La de cosas que pueden ocurrir en ese tiempo!

Todo ocurre en el bosque Titilante, lleno de criaturas mágicas para satisfacer y dar alas a la imaginación de nuestros pequeños. Por esta página aparece un dragón, a la vuelta vemos una sirena, ahora nos sorprende un troll o un duende… Sin embargo, todo este desorden no tiene pérdida, el libro también nos ofrece un mapa. ¡Pues sigamos el camino!

En esta aventura, La princesa duende, Lin se mete en problemas. Pero vayamos al principio. El señor Relumbrón, profesor de la escuela, propone un reto para conseguir la insignia de la Imaginación. Y para ello, los pequeños unicornios deberán usar la imaginación para resolver algún problema que se plantee en el bosque. Lin forma equipo con su amigo Lorenzo. ¡A trabajar!

Antes de pasar a la acción debemos recordar que los unicornios tienen poderes. ¡Cómo no iba a quedar atrapada mi hija a esta colección! Con un simple meneíto de cola se activa el ‘poder unicornio’. Nuestra protagonista tiene el don de conceder un deseo a la semana. Aquí confieso que mi pequeña lectora al leerlo dijo: “¿solo uno?, qué poco”. En ese momento el debate en casa acabó derivando a la importancia de saber esperar y tener paciencia. Lorenzo tiene el poder de hacerse invisible. ¿Cuál sería el poder que elegiría vuestro hijo?

Qué aprenden tus hijos después de leer ‘Diario de un unicornio. La princesa Duende’

Volvemos a la trama. En su búsqueda de problemas que solucionar para conseguir la insignia, nuestros amigos se encuentran con Greta, la princesa duende, que no halla consuelo para su aburrimiento. Desea ante todo y, sobre todo, volar, pero no podrá hacerlo hasta que no sea reina. Lorenzo y Lin ven en las lágrimas de Greta un problema a solucionar y superar su reto semanal.

Y como Lin puede conceder deseos… Sí, ¡lo habéis adivinado! Greta será reina por un día y podrá volar. Pero jugar a ser mayor sin estar preparado puede tener malas consecuencias. Y es que, la princesa acabará causando muchos problemas en el bosque Titilante. ¿Podrán ahora Lin y los otros unicornios usar su imaginación para solucionarlos?

De este libro sacamos como poco dos moralejas. La primera, que todo poder conlleva una responsabilidad. Y crecer también es sumar responsabilidades. ¿Cuántas veces nuestros hijos han pretendido jugar a ser mayores o se han creído más mayores de lo que son? Y desde nuestro mundo de adultos, lleno de responsabilidades, solo queremos que su infancia sea lo más larga posible.

La segunda, lo importante que es aprender a usar la imaginación. Es el mejor de los juguetes, el que siempre nos acompaña y siempre tenemos a mano. Y es que, el mejor poder mágico que existe es el poder de la imaginación porque fomenta la creatividad, despierta la curiosidad y el espíritu aventurero, potencia la memoria y el esfuerzo, eleva las dosis de ilusión y motivación…

La princesa duende es uno de los títulos de la colección Diario de un unicornio que ya suma varios títulos en el mercado. En breve, nuestra librería casera tendrá más aventuras de Belinda Brillantina. Y, por supuesto, estaremos pendientes de nuevas publicaciones. 

Pin It on Pinterest

Shares
Share This