Si me dejo una luz encendida, mis hijas me regañan; si se me cuela el paquete de leche en el cajón del cartón, mis retoños se enfadan (y con razón); y si no quito el enchufe de la televisión antes de irnos todos a dormir, me ponen mala cara. Mis pequeñas y, creo que la mayoría de los niños de su edad, son muy conscientes de que la tierra está enferma y de que si no hacemos nada por ella nos arrepentiremos. Y sobre cuidar y respetar el Planeta versa la obra de teatro ‘Robotina y el clan Planetario’, una propuesta diferente para toda la familia.

Teatro, ecología y valores con ‘Robotina y el clan Planetario’

Robotina y el clan planetario

Robotina, una androide ginoide fabricada con materiales reciclados por los miembros de El Clan Planetario, tiene la labor de reclutar voluntarios y voluntarias para unirse a dicho Clan. Quieren llevar a cabo una importante misión: salvar el Planeta. Esta es el argumento principal de esta obra de teatro que se representará los días 13 y 14 en la sala Tarambana de Madrid.

En este espectáculo musical (música en directo) Ni Pintao Teatro, se propone que niños y mayores tomen conciencia de la necesidad de cuidar el medio ambiente, porque cualquier acción, por pequeña que sea, cuenta. Y este poderoso y tan necesario mensaje llegar al público (niños y mayores) a través del juego teatral, la música y el mensaje de Robotina, que es el alter ego del Clan Planetario.

Con la ingenuidad, la ternura y alegría de una androide creada por niños, Robotina se muestra sorprendida por la falta de respuestas ante los desastres ecológicos que pueden poner en peligro la supervivencia de los seres vivos en el Planeta Tierra. Y, con su inocencia, su curiosidad y su contagioso optimismo, nos contará su visión de la realidad; y cantará en vivo acompañada por Armando, su cuidador y persona de mantenimiento.

Robotina pone frente al espejo al ser humano, que es capaz de contaminar el aire que respira, el agua que bebe y la tierra que le da de comer. Llama la atención sobre la necesidad de respetar la Naturaleza, de hacer una buena gestión de los residuos y de revertir la situación cuanto antes En su mensaje también hay un canto de esperanza y hace un llamamiento a la acción, al compromiso, al trabajo en equipo, y anima a los niños y niñas a unirse a El Clan Planetario para llevar a cabo la gran misión: salvar a la madre Tierra.

Teatro familiar con valores

teatro con Robotina y el clan Planetario

‘Robotina y el clan Planetario’ forma parte de un proyecto que engloba diversas disciplinas artísticas: literatura, música, ilustración, animación y artes escénicas. Así lo cuenta Ángel Mora, creador del proyecto: ‘Tiene tres formatos. Libro con siete cuentos, siete cortos en animación y una obra de teatro musical. Todos están conectados y confluyen en este espectáculo’.

La idea surgió de la conversación con un niño de cuatro años de edad, que le explicaba el sueño que había tenido la noche anterior. Le resultaba incomprensible el nulo control que tenía de su mente cuando soñaba. Me decía: ‘A veces, cuando duermo, mi cerebro se vuelve un poco loco’. El niño trataba de entender el misterioso territorio de los sueños e intentaba comprender las diferencias del mundo real y el onírico.

‘Construí los textos, nos cuenta Ángel Mora, con la intención de dar voz a niños y niñas, y tomando los sueños como hilo conductor de todas las historias. Sueños dormidos y sueños despiertos. Los sueños como deseo y como proyección; y en el caso de un niño o niña cuando duermen, como una experiencia al margen de la influencia de los adultos’.

Para llevar la obra a los escenarios, el autor, que interpreta a Armando, contó con Lucía Flor-Laguna para dar vida a Robotina y con Raúl Rodríguez para la dirección del proyecto, ambos con amplia trayectoria en la música y el teatro.  Una obra de teatro familiar muy recomendable, divertida y con un mensaje que hoy se hace más necesario que nunca.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This