Salir de picnic con los niños es de los mejores planes que hay, pero en ocasiones no está de más dejar las zapatillas y el chándal en el armario para ponernos nuestras mejores galas e ir a un restaurante a celebrar un cumpleaños o un acontecimiento importante en el casa. ¿Dónde ir en estas ocasiones? Hemos hecho una selección con los mejores restaurantes para ir con niños en Madrid y disfrutar de la comida.

Top de restaurantes para ir con niños en Madrid y comer bien

restaurantes para ir con niños

Encontrar buenos restaurantes para ir con niños en Madrid parece sencillo, pero no lo es tanto ya que muchas veces la calidad de la comida no es la adecuada o el sitio no está preparado para las familias. ¿Cómo dar con ese lugar que esté preparado para los pequeños de casa, se pueda disfrutar de ricos platos y pasar un día inolvidable? He recurrido a la ayuda de unas blogueras e influencers que entienden mucho de esto. ¡Atentos a sus propuestas!

El Torreón del Pardo: aire libre, diversión y buena mesa
‘El mejor descubrimiento (o re-descubrimiento en realidad, porque ya lo conocíamos) de esta nueva normalidad ha sido ‘El Torreón del Pardo’, nos explica Madre y Blogger. Se trata de un restaurante a muy pocos minutos de Madrid, pero que está en medio de un monte de encinas maravilloso. Con una carta muy rica y variada, y donde puedes ir a desayunar, comer, merendar o cenar y siempre sales satisfecho.

¿Quieres saber lo que hace de este lugar el mejor sitio para ir con niños? ¡Una inmensa terraza con vistas a una zona de juegos infantiles que no deja indiferente a nadie! Toboganes, camas elásticas, columpios, caballitos… ¡Hasta que no lo ves, no lo crees! Lo mejor es que solo hay un acceso a la terraza y parque infantil, por lo que los niños pueden estar allí sueltos sin miedo a que se escapen sin que les veas! Los fines de semana conviene reservar, pero entre semana, es maravilloso ir a pasar la tarde con los niños con ese lugar para vosotros solos! Y por si fuera poco, después de agotarles en el parque infantil, detrás del restaurante, tienen un mini zoo con cabras, ovejas, patos, gallinas… y ¡todo el Monte de El Pardo para correr!

– El Labrador: calidad relación-precio inmejorable
En Mamá tiene un plan son fijos en el restaurante del Hotel El Labrador. Está ubicado en la salida 36 de la A5 (Carretera de Extremadura) y tiene todo lo que pedimos cuando vamos a comer en familia: una calidad de comida extraordinaria, con un producto fresco y de calidad. La carta y los menús cuentan con platos más tradicionales: solomillos, asados, lubina, merluza, olla del segador -cocido muy típico de esa zona- y con otros mucho más modernos e innovadores, con materia prima clásica pero cocinados con una vuelta de tuerca que los hace diferentes.

Nuestra recomendación: no dejéis de tomar la merluza Labrador, ¡es una delicia! (rellena de salmón, con bechamel por encima y gambita arrocera), el jarrete de cochinillo es también una delicia, el cachopo una gozada y, por supuesto, las croquetas.

El salón restaurante cuenta con una decoración preciosa, todo en tonos claros y cristal que da al jardín y es muy amplio, con lo que la separación entre mesas está más que garantizada. Además, el restaurante cuenta con amplios jardines exteriores, que son preciosos, donde los peques pueden jugar y correr sin riesgo de ningún tipo porque están dentro del recinto. Tampoco hay problemas a la hora de aparcar, otro añadido más.

– Mi Mundo Family: Comida y zona de juegos en un mismo restaurante
Situado en Móstoles, Mi Mundo Family ha sido uno de los últimos descubrimientos de Condiegoysumochila. ¿Qué tendrá este local que lo hace tan especial para estos papás de un niño de dos años muy aventurero? ‘Es un restaurante familiar con muchísimo espacio para comer o cenar en familia o con amigos’, nos explican y añaden: ‘dispone de un amplio salón, zona de terraza y zonas de juego para niños de todas las edades, incluyendo zona baby controlada por monitores’. Sin duda una opción más para apuntar en nuestra lista de mejores restaurantes de Madrid para ir con niños.

Más molones restaurantes para ir con niños en Madrid

¿Qué te ha parecido nuestra primera selección de restaurantes para ir con niños en Madrid? Si quieres conocer más opciones para barajar de cara al próximo fin de semana, ¡aquí tenemos más propuestas!

– Casa Emiliana: ¡tienes que probarlo!
Desde el Instagram @merche_brunch nos recomiendan Casa Emiliana,  que está cerca de San Sebastián de los Reyes. Es un sitio muy top si vas con tus peques, porque tiene castillos hinchables, parques infantiles, jardines… Y lo más importante: hay platos pensados para los niños que están riquísimas. Es cierto, según nos explican, que es un poco caro pero merece la pena, porque tanto padres como hijos lo disfrutan un montón. Además muy cerquita tienes el Viveiro Monjarama (podrás recolectar fresas de mayo hasta septiembre; luego en septiembre tienes uvas y en octubre y noviembre, calabazas) que puede ser el plan perfecto para rematar un día 10. Un último detalle muy importante, sobre todo para los padres: tiene un amplio parking para dejar el coche.

– Bibo: ¡para chuparse los dedos!
Razones para ir a Bibo en familia hay muchas y Sonia, de Urban&Mom lo sabe muy bien. ¿Quieres conocerlas? Primera por la comida, la firma de Dani García asegura que saldrás chupándote los dedos. Segunda, por su carta adaptada a todos. Encuentras desde los platos más cool, como el yogurt de foie o las ostras en diferentes preparaciones, hasta el fish and chip, las croquetas, la hamburguesa o el pollo para compartir…. ¡¡¡Y todo riquísimo!! Tercera: su decoración. Los niños creerán que están en un cuento lleno de colores y figuras llenas de imaginación. Cuarta: el trato del personal. Que las familias son bien recibidas es algo que se nota desde que pones el pie en Bibo. ¿Necesitas más razones para ir?

– Naked and Sated: platos sin aditivos y sin ultraprocesados
Y, por último, no podía faltar nuestra sugerencia. Aunque somos más de pedir comida para llevar a casa, cuando salimos por el centro de Madrid tenemos un lugar al que siempre volvemos: Naked&Sated. Nos gusta porque es comida 100% natural, de hecho cuando llegas lo primero que te explican es su filosofía, como que no hay refrescos azucarados o que el ketchup lo hacen ellos. ¡Una maravilla para las familias como la nuestra que quiere buscan comer realmente sano! Aquí no hay toboganes pero los niños cuenta con una carta diseñada para ellos y son recibidos como uno más. Si tienes niños que se acercan a la adolescencia, ¡les va a fascinar!


Pin It on Pinterest

Shares
Share This